Público
Público

Condenado a 3 años el pederasta que Interpol buscó por medio mundo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El canadiense Christopher Neil, que fue el pederasta más buscado por la Policía Internacional (Interpol), fue condenado hoy a tres años y tres meses de cárcel por un tribunal de Tailandia, que le consideró culpable de abuso sexual a un menor, informaron fuentes judiciales.

El tribunal de lo penal de Bangkok redujo la condena desde los seis años y seis meses, después de que el acusado admitiera haber abusado de un niño de 13 años, pero le impuso una multa de 60.000 bat tailandeses (1.800 dólares, al cambio).

Neil no quiso hacer declaraciones al abandonar la sala, esposado y vestido con el característico mono naranja de las prisiones de Tailandia.

Sólo dijo "ok" y sonrió a los periodistas y curiosos, que asistieron a la vista, a la que llegó en un furgón policial desde la prisión de Klong Prem, situada a las afueras de Bangkok.

Neil está pendiente de ser juzgado en Tailandia por otro caso de abuso sexual a un niño de nueve años, hermano del anterior.

En caso de ser declarado culpable del segundo delito, del que se ha declarado inocente, puede ser condenado hasta a 20 años de prisión.

Las dos víctimas aseguraron que Neil les había pagado cerca de 500 bat (unos 15 dólares) por practicar sexo oral en un apartamento de Bangkok.

Uno de ellos contó que el canadiense había filmado los actos y la policía sospecha que colgó el vídeo en internet.

Interpol investigaba, desde mucho antes de la detención, unas 200 imágenes de contenido sexual, protagonizadas por un caucasiano con el rostro alterado digitalmente.

La operación, denominada "Vico", participaron agentes de Interpol y de la policía tailandesa.

Las víctimas de las imágenes, distribuidas por la red, eran al menos 12 menores de Vietnam y Camboya, entre 2002 y 2003.

El canadiense de 32 años, que trabajaba de profesor en el colegio internacional Kwangiu Foreign School, en la ciudad surcoreana de Gwangju (al sur de Seúl), viajó a Tailandia el 11 de octubre de 2007 y fue detenido ocho días más tarde en la provincia de Nakorn Ratchasima, gracias a una reconstrucción de su rostro realizada por expertos alemanes.

El juicio comenzó el 10 de marzo pasado y se aplazó en varias ocasiones.