Público
Público

Condenado el chantajista de la heredera de BMW

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un ex trabajador de un banco de inversiones suizo fue condenado el lunes a seis años de cárcel por intentar chantajear a la mujer más rica de Alemania, heredera del imperio automovilístico de BMW, con grabaciones secretas de sus citas en hoteles.

Helg Sgarbi admitió haber seducido a la heredera Susanne Klatten y a otras tres mujeres acaudaladas y convencerlas de que le pagaran casi 10 millones de euros con varias pretextos, incluyendo una de que tenía problemas con la mafia italiana.

"Lamento lo que hice", declaró Sgarbi, de 44 años, al tribunal de Múnich, con poca emoción. "Pido perdón a las mujeres implicadas".

principales accionistas de BMW - hizo pública el año pasado la historia de cómo su amante grabó sus encuentros secretos y después pidió 49 millones de euros para no revelarlos.

La admisión de Sgarbi evita que Klatten, que rara vez aparece en público, tuviera que declarar ante el tribunal.

La heredera de 46 años, casada y madre de tres niños, conoció a Sgarbi en un centro de salud, según contaron los fiscales estatales a un tribunal abarrotado.

Pretendiendo ser un enviado especial para zonas de guerras, Sgarbi atrajo a Klatten tras enviarle mensajes de texto y llamándola con sus declaraciones de amor.

Ella le entregó después una caja de cartón con 7 millones de euros en billetes de 500 euros, creyendo que había dejado paralítico a un niño en un accidente de tráfico en América y necesitaba el dinero para pagar una indemnización y evitar ser encarcelado.

Klatten puso fin a la relación después de que le pidiera más dinero. Él respondió amenazando con enviar fotos y cintas de sus encuentros a colegas, familiares y la prensa, a menos que ella le entregara 49 millones de dólares.

Hojeando el currículum vitae del acusado, el juez Gilbert Wolf leyó sobre una fulgurante referencia laboral del banco de inversión Credit Suisse, describiendo el papel de Sgarbi como especialista en fusiones y adquisiciones.

El fiscal estatal Thomas Steinkrauss-Koch dijo al tribunal que pediría nueve años de cárcel.

"¿Dónde está el dinero? ¿Dónde están las cintas? Y ¿quiénes son los cómplices?", preguntó al acusado.

La riqueza de Klatten está estimada por la revista Forbes en casi 10.000 millones de dólares, lo que la convierte en la 68º persona más rica del mundo.

Tiene alrededor de la mitad de la compañía química Altana así como el 12,5 por ciento de BMW.