Publicado: 17.03.2014 19:05 |Actualizado: 17.03.2014 19:05

Condenado a un curso de reeducación por difundir doctrina nazi y xenófoba

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un internauta que difundía doctrina nazi y xenófoba a través de su perfil de Facebook ha aceptado seguir un programa educativo de derechos humanos para evitar la condena de dos años de prisión que un juez le ha impuesto por incitación al odio y la discriminación.
De esta forma, evita entrar en prisión a cambio de que no volver a delinquir en tres años y seguir un programa educativo sobre "derechos humanos y derecho a la diversidad".

El internauta fue condenado por el juzgado de lo penal número 6 de Barcelona a dos años de cárcel, en una sentencia de conformidad en la que ha pactado con el fiscal la rebaja de la pena a cambio de admitir los hechos y someterse al programa educativo.

La juez ha acordado también el bloqueo del perfil de Facebook del procesado, donde difundía comentarios xenófobos y antisemitas, además de incluir enlaces con canciones de la llamada música R.A.C (rock against comunism) y con vídeos de Youtube sobre las matanzas de judíos en los campos de concentración nazis.

El perfil del acusado constaba de una parte pública, de libre acceso, y una segunda bajo el nombre de "amistad", donde solo podían entrar usuarios aceptados, pero que en julio de 2012 ya alcanzaba los 408 seguidores, muchos de ellos miembros de peñas de colectivos radicales vinculados al fútbol.
En la parte de acceso libre del Facebook el acusado tenía enlazados vídeos de Youtube con homenajes a la División Azul y a los soldados españoles que formaron parte del ejército alemán de las Waffen SS, así como con imágenes de campos de concentración nazis o del Tercer Reich.
Uno de los enlaces remitía a una canción del grupo musical Irminsul, de R.A.C., que repite en numerosos versos la expresión "Judío asesino, vamos a por ti", así como otras como: "Murieron sin aceptar las medidas del sionismo, no hubo cámaras de gas".
Para la Fiscalía, la música R.A.C o también llamada "Oi" es una poderosa herramienta de la difusión de la doctrina del odio, y sus conciertos, a los que suelen asistir skin heads, un mecanismo para la captación de nuevos miembros y para la financiación de organizaciones neonazis.
Entre los vídeos con los que enlazaba la página del procesado, figuran varios que mostraban imágenes de cadáveres judíos en campos de concentración -con comentarios como "estos cuerpos sirvieron para la fabricación de jabones y artículos de cuero" o del reciente ataque a una escuela judía en Toulouse, con la frase: "Que vuelva el Holocausto".