Público
Público

Condenado un primo del expresidente Uribe por nexos con los paramilitares en Colombia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El exsenador colombiano Mario Uribe Escobar, primo del expresidente Álvaro Uribe (2002-2010), fue condenado hoy a 90 meses de cárcel por la Corte Suprema de Justicia, que lo encontró responsable del "delito de concierto para delinquir agravado", según la sentencia del alto tribunal.

La Sala Penal de la corte comprobó los nexos del excongresista con el llamado Bloque Norte de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC, extrema derecha armada) para favorecer su permanencia en el Legislativo en las elecciones de 2002.

Uribe Escobar, además de ser sentenciado por el delito de concierto para la conformación de grupos paramilitares, será indagado por su presunta responsabilidad en la comisión de delitos de lesa humanidad perpetrados por las AUC.

Las AUC cometieron en Colombia las peores matanzas en las décadas de 1980, 1990 y primeros años de la del 2000.

El condenado, que infructuosamente buscó asilo político en Costa Rica en abril de 2008 cuando la Fiscalía ordenó su detención, está recluido actualmente en el pabellón de los "parapolíticos" en la cárcel La Picota, en el sector sur de Bogotá.

Según las acusaciones y la comprobación de las mismas, Uribe Escobar se reunió con el entonces comandante de las AUC, Salvatore Mancuso, para suscribir una alianza y así alcanzar su escaño al Congreso, del que fue presidente entre 2000 y 2001.

La Sala Penal pidió, además, que el exsenador sea investigado por haber incurrido, presuntamente, en delitos de lesa humanidad mientras recibió ayuda de los paramilitares.

Sobre Uribe Escobar pesa también una acusación del desmovilizado paramilitar Jairo Castillo Peralta, alias "Pitirri", quien dijo que el exlegislador fue beneficiado en la compra de tierras a bajo precio en el departamento de Córdoba (noroeste), gracias a la presión armada que ejercían las AUC.

La misma Sala Penal impuso al primo del exgobernante una multa de más de 3.400 millones de pesos (algo mas de 1,8 millones de dólares).

Tras la negativa de asilo por parte de Costa Rica, Uribe Escobar renunció a su escaño parlamentario en 2008 para ser investigado por la Fiscalía y juzgado por un juez de menor categoría a la de la corte.

La defensa apeló la orden de captura y cuatro meses después, el 20 de agosto de 2008, fue resuelta por el entonces fiscal encargado, Guillermo Mendoza, quien lo dejó en libertad sin excluirlo de la investigación.

En febrero de 2010, sin embargo, fue detenido nuevamente, en su casa de Medellín (noroeste) y trasladado a Bogotá, donde permanece desde entonces en la cárcel La Picota.

Actualmente, más de 70 excongresistas son investigados también por sus presuntos nexos y alianzas con miembros de las AUC, de los que unos 30 están detenidos y una decena han sido condenados.