Público
Público

Condenan a 11 miembros del partido de Suu Kyi a 90 meses de cárcel cada uno

La Junta Militar sigue con el acoso y derribo a miembros de la oposición paratenerlo todo controlado antes de las elecciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Once miembros del principal partido de la oposición en Birmania (Myanmar), que dirige Aung San Suu Kyi, Nobel de la Paz, fueron condenados hoy a 90 meses de cárcel cada uno, según informaron medios de la disidencia.

Un tribunal formado en la penitenciaría de Insein, a las afueras de Rangún, halló culpables a los acusados de asamblea ilegal, obstrucción de la justicia y alteración del orden.

Los condenados fueron arrestados entre agosto y septiembre de 2007, cuando la Junta Militar birmana afrontó las manifestaciones pacíficas más multitudinarias desde 1988 y que llegaron a sacar a unas 300.000 personas a las calles para pedir democracia y libertad.

El martes pasado, también en Insein, catorce destacados miembros del grupo birmano disidente Generación de Estudiantes del 88 fueron sentenciados a 65 años de prisión cada uno por su participación en las citadas manifestaciones de 2007.

El lunes 10, y de nuevo en Insein, otro tribunal condenó a 20 años de prisión a un opositor que ridiculizó en una caricatura al 'hombre fuerte' de la dictadura militar, el general Than Shwe, e impuso dos años de cárcel al disidente Saw Wai por una ofensa similar.

El primero, Nay Myo Kyaw, más conocido por su alias Nay Phone Latt, dibujó y difundió en su bitácora de Internet una caricatura de Than Shwe con el comentario: 'Embriagado de poder'. El segundo, Saw Wai, compuso un poema en el que la primera letra de cada verso reza: 'El veterano general Than Shwe está embriagado de poder'.

La organización Human Rights Watch (HRW) exigió ayer al régimen militar birmano la excarcelación de 75 opositores condenados durante las dos últimas semanas a penas de prisión por su participación en las manifestaciones de 2007.

'No es un secreto que los dirigentes militares de Birmania no tienen ningún respeto por la ley, pero estas pasadas semanas muestran una concentración de represalias dirigidas claramente a intimidar a la población', dijo la subdirectora de HRW en Asia, Elaine Pearson.

La Asociación de Asistencia a los Presos Políticos (AAPP) de Birmana, con sede en Tailandia, tiene contabilizados 2.120 reclusos políticos en las cárceles birmanas, casi el doble de los que había antes del verano de 2007.