Público
Público

Condenan a la Sanidad valenciana por confundirse de paciente

Le dañaron los nervios del hombro al tratar de insertarle un tubo en una vena, operación que era para su compañera de habitación. Dos días después quisieron ponerle un enema que tampoco era para ella

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Conselleria de Sanidad deberá pagar 30.000 euros a una mujer que sufrió graves lesiones en el hombro izquierdo cuando un equipo médico del Hospital de Virgen de Los Lirios de Alcoy (Alicante) la llevó al quirófano e intentó colocarle una vía centraln (insertarle un tubo en una vena), operación que era para su compañera de habitación.

Así lo dicta una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), que además de este error -reconocido por el jefe de servicio de Anestesia del hospital-, relata cómo un día después intentaron ponerle un enema que también era para la otra paciente.

Según cuenta la resolución, la mujer fue operada el 30 de noviembre de 2011 por un problema intestinal y quedó ingresada en el centro hospitalario.

Dos días después, sin haberle dicho que tenían que practicarle prueba alguna, la trasladaron de nuevo al quirófano para colocarle una vía central a través de su hombro izquierdo, aunque no lo consiguieron y le causaron graves heridas, por lo que la devolvieron de nuevo a su habitación.

Momentos después comprobaron que se trataba de un error, puesto que la persona que debía haber sido llevada al quirófano era su compañera de habitación.

Además de esto, al día siguiente una enfermera intentó ponerle un enema, pero la paciente se negó al no considerarlo lógico, puesto que le habían extirpado parte del intestino. Se trataba de nuevo error, porque el enema también era para su compañera de habitación.

A consecuencia de la primera de las equivocaciones, la mujer sufrió daños en tres nervios del hombro por las que sufre, entre otras secuelas, limitación de movilidad.

La paciente exigió una indemnización de 150.000 euros, pero la Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJCV, tras valorar los lesiones que sufrió, la ha reducido a 30.000 euros a los que deberá hacer frente la Conselleria valenciana de Sanidad.