Público
Público

Condiciones en el vientre afectarían la llegada de la menopausia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Lynne Peeples

Todo lo que rodea alnacimiento de una beba influiría en la edad a la que ingresaráa la menopausia.

Tras estudiar a más de 20.000 mujeres de mediana edad dePuerto Rico y Estados Unidos, investigadores hallaron que laexposición al estrógeno sintético dietilstilbestrol (DES)durante la gestación, al igual que ciertas características dela madre, no influye demasiado en aquel proceso biológico.

"No hay cambios drásticos, pero el hecho de que algo alnacer tenga efectos 50 años más tarde es fascinante", dijo ladoctora Anne Steiner, de la University of North Carolina, enChapel Hill.

Los ovarios poseen la cantidad máxima de óvulos mientras lamujer está en el útero materno: unos 5 millones a la semana 24de gestación. Al nacer, la mujer tiene apenas 2 millones y elnivel comienza a disminuir hasta la menopausia, cuando losúltimos 1.000 óvulos empiezan a desaparecer y termina lamenstruación y la fertilidad.

Eso hizo que el equipo de Steiner se preguntara si eltiempo en el útero materno influiría de alguna manera en lamujer. Las características maternas, el ambiente uterino o elparto en sí, ¿podrían influir en la cantidad de óvulos con quenace una mujer? ¿Y eso alteraría su llegada a la menopausia?

Según el Instituto Nacional de Envejecimiento, el inicio dela menopausia (el último período) suele ser a los 51 años. Peroalgunas la experimentan después de los 40 y otras, después delos 50.

La mitad de las participantes llegaron a la menopausiaantes de los 52 años, precisó el equipo en American Journal ofEpidemiology. Y ciertas características y exposiciones uterinasadelantaron o retrasaron ese proceso.

Tras considerar factores como la etnia, la educación, elingreso familiar y el tabaquismo, el DES tuvo el efecto másfuerte en la edad de llegada a la menopausia. La exposición aesa hormona adelantó alrededor de un año la pérdida de óvulos.

Décadas atrás, el DES era indicado a las embarazadas con laidea de que reducía el riesgo de aborto y náuseas.

El bajo peso al nacer y la diabetes gestacional no estabandemasiado asociados con un adelantamiento de la menopausiamenor a un año.

Cuando una madre daba a luz a una mujer a los 35 años, seregistraba un leve retraso. Pero no se hallaron efectos por elorden del nacimiento, la exposición al humo de tabaco o lalactancia.

El equipo señaló que existirían otros factores que podríanexplicar parcialmente esas diferencias. Una madre mayor, porejemplo, simplemente le pasaría a su hija su capacidad deconcebir tardíamente, lo que es un signo de aparición tardía dela menopausia.

"No se trata de un factor o de otro, sino de la idea de quela velocidad con que las mujeres llegamos al final de nuestravida reproductiva, desde la pubertad y la capacidad de concebirhasta la incapacidad de hacerlo y la menopausia, puede variarsegún esas experiencias tempranas", dijo la autora.

FUENTE: American Journal of Epidemiology, online 9 dejunio del 2010.