Público
Público

El conductor del tren siniestrado en Madrid no supo reaccionar por los nervios

El colectivo de maquinistas creen que el conductor pudo sentirse presionado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las verdaderas razones por las que el pasado 26 de junio dos trenes chocaron en la estación de Aluche aún no se han esclarecido, pero cada vez se van conociendo más detalles del accidente.

Fuentes del colectivo de maquinistas señalaron a Europa Press que el maquinista se encontraba en una situación de mucha presión, por lo que los nervios podrían haber limitado sus reflejos en el momento del choque.

En un principio, Cercanías informó de que el choque se había producido cuando uno de los trenes dio marcha atrás. Esta versión coincide con la explicación de los testigos. Al parecer, el tren que iba en sentido Móstoles no paró en la estación de Aluche, y tuvo que retroceder.

Según el colectivo de maquinistas, el conductor recibió insultos de varios viajeros, algunos incluso comenzaron a 'aporrear' la puerta, protestando por un error que aparentemente no tenía excusa.

Además, los maquinistas han querido aclarar que, si bien no se puede determinar que la causa de que el conductor diera marcha atrás sea que se pusiera nervioso, 'sí que es verdad que la capacidad de actuación del conductor en un momento de tensión se puede ver un poco limitada'

De momento, la investigación continúa abierta y se desconocen los motivos por los que el conductor dio marcha atrás para volver a la estación.