Publicado: 17.03.2014 13:59 |Actualizado: 17.03.2014 13:59

La Conferencia Episcopal insta a Gallardón a no negociar la malformación en su ley del aborto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), José María Gil Tamayo, ha indicado que la cuestión de la malformación del feto en el anteproyecto de Ley para la protección de la vida del concebido y de los derechos de la mujer embarazada impulsado por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, "no" es "negociable".

"Yo no quisiera que en el anteproyecto, la cuestión de la malformación del feto fuera un ámbito de lo negociable para su tránsito en la aprobación o la discusión parlamentaria", ha asegurado este lunes en el Palacio de Cibeles de Madrid, durante un desayuno organizado por la COPE.

En este sentido, ha insistido en que "un niño en el seno de la madre con deficiencias no es intercambiable por una negociación política" y ha pedido a los políticos que no hagan de esta cuestión "un arma arrojadiza, de controversia electoral".

Gil Tamayo:"Un niño en el seno de la madre con deficiencias no es intercambiable por una negociación política" Además, ha reclamado "políticas sociales" que acompañen a este anteproyecto pues asegura que está "oyendo poco" en este sentido. "Se está hablando de libertad de la mujer, pero nadie está hablando de conciliación de la vida del trabajo de la mujer con su papel insustituible como madre", ha precisado.

A su juicio, hay que ayudar a la mujer "no en una opción entre libertades" sino con políticas que "acompañen y faciliten que una mujer no se vea en esa tragedia" de tener que optar por "la muerte de un hijo". La maternidad, según ha recordado Gil Tamayo, "no es algo por lo que haya que dar el pésame a una mujer".

Causapié: "La Conferencia Episcopal no es quién para decir lo que se negocia o no en el Parlamento"

La secretaria de Igualdad del PSOE, Purificación Causapié, ha asegurado que "lo que no es negociable es la libertad de las mujeres" en respuesta a las declaraciones de Gil Tamayo. "Lo que no es negociable es la libertad de las mujeres, que el Estado está obligado a garantizar. La Conferencia Episcopal no es quién para decir lo que se negocia o no se negocia en el Parlamento por parte de los partidos políticos y los grupos parlamentarios", ha indicado Causapié. En este sentido, la dirigente socialista ha vuelto a pedir al Gobierno que retire el anteproyecto, "puesto que así lo quieren la mayoría de los ciudadanos y ciudadanas".

Además, ha apuntado que, aunque se matice, éste supone "un ataque a la libertad de decisión de las mujeres sobre su vida y su maternidad" y "hará imposible el aborto legal en España, incluso en aquellos supuestos permitidos, tales como violación, riesgo para la salud física y psíquica". A su juicio, "sólo las mujeres con dinero podrán abortar de manera segura" mientras que "el resto se verán obligadas a la clandestinidad y al aborto inseguro, arriesgando su salud y su vida".

"Nadie puede obligar a una mujer a ser madre cuando no lo desea, y menos cuando se están recortando recursos y servicios de atención a menores y personas en situación de dependencia por parte del mismo Gobierno que impone y obliga a la maternidad", ha aseverado.