Público
Público

El conflicto con Gibraltar puede perjudicar a una empresa de la familia del ministro Arias Cañete

El Gobierno se plantea denunciar el bunkering en el Estrecho para presionar a las autoridades del Peñón. Ducar, petrolera de la que era presidente el ministro, proporciona combustible a las compañías que reparten ca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los primeros damnificados por la creación de la Zona de Especial Conservación (ZEC) para preservar el ecosistema en torno al Peñón de Gibraltar que prepara el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente pueden ser los familiares del propio ministro, Miguel Arias Cañete.

Petrolífera Ducar, la empresa de la que hasta el pasado 3 de febrero era presidente -un mes después de haber jurado su cargo- y que hoy está controlada por su cuñado, Miguel Domecq Solís, proporciona combustibles a las compañías que se dedican al bunkering en esas aguas y que han sido denunciadas en numerosas ocasiones por la ONG Ecologistas en Acción - Verdemar, que las acusan de contaminar el Estrecho y la Bahía de Algeciras.

La medida del Ejecutivo, confirmada a Público por fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores, pretende disfrazar de ramalazo ecologista lo que en realidad parece una nueva decisión para aumentar la tensión con las autoridades gibraltareñas por el control de una zona que tanto España como Reino Unido dicen que es suya y que poco tiene que ver con las disputas entre pescadores y autoridades gibraltareñas por los caladeros.

Ayer mismo, durante la celebración del Día de Gibraltar, el ministro principal, Fabian Picardo, aseguró que 'nunca cederemos un grano de arena, una brizna de aire o una gota de agua ¡Ni una gota de agua!'. Por la mañana, una información publicada por el diario El País aseguraba que los planes del Gobierno pasan por crear esas ZEC en dos Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) - ecosistemas protegidos por los socios de la UE cumpliendo con la directiva 92/43 de la CE- que fueron registrados por Reino Unido en la lista europea puesta en marcha por la Comisión Europea en 2009.

Público se puso en contacto con el Ministerio de Medio Ambiente, que remitió para cualquier consulta sobre el tema a Exteriores. Finalmente fue este ministerio el que confirmó que esa área protegida 'se solapa con los dos LIC' de Gibraltar. Y esto refuerza la tesis de que la orden posiblemente ha llegado desde Exteriores, que al fin y al cabo es el ministerio que se ocupa del contencioso con Gibraltar.

El País aseguraba también que Medio Ambiente estaría valorando la posibilidad de denunciar ante la UE a las empresas de bunkering como medida de presión. Parece poco probable, pero desde luego que si esto ocurriera se borraría de un plumazo cualquier tipo de sospecha sobre el palpable conflicto de intereses de Arias Cañete.

Ducar, de la que el ministro tenía acciones por un valor de 165.000 euros, suministra carburantes a la empresa griega Vermaoil desde Ceuta. Los buques de esta compañía atraviesan después el mar hasta la zona del Estrecho y, o bien hacen de expendedores móviles para los buques que están de paso, o rellenan los tanques de las conocidas como gasolineras flotantes.

Esas empresas de bunkering, que mueven más de cinco millones de toneladas de combustibles en el área del Estrecho, por donde se calcula que transitan 100.000 buques al año, están consideradas el mayor foco contaminante del ecosistema por los vertidos que producen.