Público
Público

Confusión el primer día de la nueva ayuda para los parados

El nuevo subsidio podrán recibirlo quienes hayan agotado el subsidio a partir del 1 de agosto.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ayuda extraordinaria para los parados que ha puesto en marcha el Gobierno se estrenó ayer en medio de un estado de confusión general y de profunda desilusión, en muchos casos.

En las abarrotadas oficinas de los Servicios Públicos de Empleo reinaban las mismas dudas a ambos lados del mostrador de información. En la oficina de Nuevos Ministerios, en Madrid, los empleados leían apresuradamente la información que les llegaba del ministerio para enterarse de los requisitos que debían cumplir los solicitantes al mismo tiempo que éstos se agolpaban para coger turno, con la esperanza de poder recibir algún dinero que alivie su situación.

Las caras de indignación se sucedían con cada número que marcaban los paneles electrónicos de las mesas: la ayuda sólo les correspondería a aquellos que hubieran agotado su prestación por desempleo a partir del 1 de agosto.

Y los que cumplían los requisitos, después de dos horas de espera tampoco podían rellenar su solicitud, ya que los formularios necesarios no estaban disponibles todavía.

Escenas semejantes se vivían en otros puntos de España. En una de las oficinas de Sevilla, las empleadas reconocía no tener 'muy claros los requisitos que debían cumplir los solicitantes' ante el aluvión de preguntas que les acechaban. 'Se me ha agotado el subsidio, ¿cómo puedo recibir la nueva prestación del Gobierno?', preguntaba una joven de 25 años, con un niño pequeño. Las respuestas tardaban en llegar, y en lo que se refería a los cursos de formación, obligatorios para acceder a la ayuda, nadie tenía ni idea.

Según fuentes de la Consejería andaluza de Empleo, es el Inem quien tiene que derivar a los parados a los Servicios autonómicos de empleo para que orienten a cada persona hacia la formación más adecuada. No obstante, no se crearan cursos específicos para ellos, 'accederán a los cursos que ya hay en marcha en para el resto de los parados'. Estos cursos tratan de acercar el perfil de la persona al trabajo que más salida tenga en ese momento: 'Si viene un soldador de la construcción, se le puede reorientar con un curso de formación naval para que sea soldador de barco, una profesión que demanda muchos trabajadores'.

En cualquier caso, está prevista una reunión entre las comunidades autónomas y el Ministerio de Trabajo a finales de mes para concretar cómo se realizarán los cursos y cuándo comenzarán a impartirse.

De los 420 euros mensuales de ayuda extraordinaria se beneficiarán 340.000 desempleados. Podrán recibirla durante 6 meses aquellos parados que hayan agotado su prestación a partir del 1 de agosto y no dispongan de ingresos superiores al 75% del salario mínimo (SMI) que se comprometan a seguir el itinerario de inserción que establezcan las Administraciones. La medida tendrá un coste de 642 millones de euros.