Público
Público

Confusión en los servicios mínimos del paro de hoy

Más de 2,6 millones de trabajadores están convocados. Los ciudadanos no saben cómo les va a afectar. Se celebrarán un centenar de concentraciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Más de 2,6 millones de funcionarios y trabajadores de empresas públicas están convocados al paro de hoy y, si tiene éxito, puede causar serias dificultades en los servicios públicos españoles. Sin embargo, los ciudadanos no saben cómo les va a afectar, porque hay un desconcierto total en torno a los servicios mínimos. Cada empresa, cada departamento dentro de cada ministerio, cada ayuntamiento, cada hospital, cada colegio o cada cuerpo de seguridad ha decidido sus propias necesidades, con lo que es prácticamente imposible saber cuántos empleados habrá obligatoriamente para atender las necesidades más imperiosas.

La confusión es tan elevada que hasta ayer no se sabía siquiera a quién afectaba este paro, al margen de las administraciones autonómicas, locales y estatal.

Sólo cuatro comunidades han logrado pactar los servicios mínimos

Los sindicatos CCOO, UGT y CSIF (los mayoritarios en el ámbito público) anunciaron a media mañana que también se convocaba a los trabajadores de organismos que tienen sus propios convenios laborales, pero que de alguna forma están afectados por los recortes, como AENA, el Banco de España, la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, Puertos del Estado o las televisiones autonómicas gallega, andaluza y catalana.

Los sindicatos y los gobiernos regionales sólo han conseguido pactar los servicios mínimos en Andalucía, Cantabria, Castilla-La Mancha y Ceuta, y parcialmente en Extremadura y La Rioja, según UGT.

Por sectores, se ha llegado a un pacto estatal en la judicatura que permitirá el funcionamiento del Registro Civil, especialmente nacimientos, defunciones y matrimonios, además de todas las causas con preso. Operarán normalmente los juzgados de guardia y habrá servicios mínimos en el Tribunal Supremo, la Audiencia Nacional o la Fiscalía General del Estado.

A última hora, se ha convocado en el Banco de España, AENA y Puertos

En AENA, cuyos trabajadores no están afectados directamente por los recortes pero temen que se aplique próximamente en su convenio colectivo, se han fijado en un 36% los servicios mínimos. El paro no afecta, en todo caso, a los controladores, por lo que no habría consecuencias relevantes para el tráfico aéreo.

En general, los medios de transporte no notarán la influencia porque en la mayoría de los casos no son empresas públicas, pero sí tendrá efecto en los trenes en Catalunya y en recorridos cortos ferroviarios en Asturias, Cantabria, País Vasco, Murcia y el norte de Castilla y León, donde opera FEVE (vía estrecha).

Menos detenciones

En el ámbito de la seguridad, cada cuerpo ha fijado sus necesidades, aunque el Sindicato Unificado de Policía (SUP) advirtió ayer que están recibiendo órdenes para que hoy se practiquen identificaciones masivas en busca de pequeñas cantidades de droga, personas buscadas, inmigrantes ilegales o vehículos sustraídos. Todo ello, a su juicio, para tratar de 'demostrar el fracaso de una huelga que en la Policía [Nacional] se va a traducir en una importante reducción de los detenidos', asegura el sindicato.

El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, confió ayer en que el paro transcurra 'en un clima de normalidad y con un ejercicio constitucional que es el derecho de los trabajadores a hacer huelga cuando así lo consideren'.

Mientras, los sindicatos animaron a los funcionarios a participar y al conjunto de ciudadanos a unirse al centenar de concentraciones que hoy se celebran en España y que tendrán su reunión cumbre en Madrid a las 18.30 horas. UGT aseveró que el Gobierno 'pretende hacer recaer los esfuerzos de la crisis en los trabajadores y no en quienes la originaron'. CCOO insistió en que las medidas de recorte aprobadas por el Gobierno son 'injustas, desequilibradas y antieconómicas y ponen en peligro la negociación colectiva y la paz social'. Desde CGT, que pidió que hoy se clame por la convocatoria de una huelga general, se denunció que las políticas de austeridad están provocando la eliminación de empleo y derechos de los trabajadores públicos y está empeorando la calidad de la prestación que debe recibir la ciudadanía.

Mientras, desde las patronales se criticó la convocatoria de la huelga porque llega en el peor momento económico posible. El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, dijo que es 'inoportuna, innecesaria y fuera de lugar', puesto que los funcionarios tuvieron una subida salarial del 4% en 2009, 'teniendo su salario asegurado'. El presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, reclamó que no se convoque una huelga general porque sería la 'peor noticia' para transmitir una 'imagen de sensatez' a los mercados internacionales y a la UE.

Puertos del Estado.

Autoridades portuarias.

Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima (SASEMAR).

Empleados públicos de la Administración General, Autonómica y Local.

Trabajadores de la Enseñanza Pública, de Sanidad y de Prisiones.

Correos.

Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA).

Trabajadores de las mutuas.

Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT).

Banco de España.

Radio Televisión de Andalucía, Radio Televisión de Galicia y TV3 (Catalunya).

Ferrocarriles Españoles de Vía Estrecha (FEVE).

Ferrocarriles de la Generalitat de Catalunya.