Público
Público

Congelación salarial en el convenio de cajas

Los sueldos subirán tímidamente en 2013, pero sólo si crece el PIB

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El convenio de cajas estaba atascado y no había manera de sacarlo adelante. Finalmente, la patronal laboral del sector, Acarl, y los sindicatos CCOO, UGT y CSICA han conseguido llegar a un principio de acuerdo para el próximo convenio a cuatro años, que sustituiría al anterior, que venció el año pasado.

Los sindicatos han logrado que este pacto sea para cuatro años, cuando las entidades preferían que se firmara sólo para dos dada la incertidumbre constante del sector, pero, a cambio, han firmado unos incrementos salariales muy moderados o nulos. En 2011 (año en el que no hubo convenio) y 2012, no habrá incremento alguno de salarios, mientras que en 2013 subirán entre el 1% y el 1,25%, siempre que no haya recesión y dependiendo de la evolución del PIB nacional. En 2014, el incremento tendrá los mismos condicionantes que en el año anterior, aunque la banda de subida oscilará entre el 1% y el 2%. Por tanto, hasta 2014, como mínimo, y a la espera de ver cómo evoluciona la inflación, los más de 100.000 trabajadores de las cajas perderán poder adquisitivo, ya que lo previsible es que los precios suban por encima de sus salarios.

Además, después de que las patronales empresariales lo hayan pedido en repetidas ocasiones en los últimos meses, los salarios de los empleados de las cajas (ahora bancos pero que derivan de aquellas) se vincularán a partir de 2013 a la evolución de la eficiencia de la entidad. En todas aquellas cajas con una eficiencia (cuánto gasta por cada 100 euros que ingresa) menor al 40% recibirán el plus de convenio más una cuantía en el variable. Esa adición desaparecerá cuando esté entre el 40% y el 65%, y se restará incluso cuando la eficiencia sea superior al 65%, que es una cifra muy elevada para el entorno en el que se mueven las entidades financieras españolas, que rondan el 50%. Además, se subirán los pagos de kilometraje, de dietas, la ayuda de formación y la de guardería a partir de 2014.

Y a cambio de tanta cesión en lo salarial, los empleados tendrán dos días más libres al año a partir de 2013, uno de ellos consolidado en convenio y otro no. También han conseguido los sindicatos que, pese a los intentos iniciales de la patronal de 'parar el reloj', se realice el abono normal de trienios y ascensos por antigüedad, lo que, según los representantes de los trabajadores, supone un tipo de incremento salarial individual cierto.

En este preacuerdo también hay un punto relacionado con los recortes de personal previstos para el sector en los próximos años. Se han establecido compromisos para que las salidas se produzcan previa negociación con los sindicatos. Y, en todo caso, se priorizará las soluciones vegetativas y no extintivas, como las suspensiones de contratos, las reducciones de jornada o las excedencias, con el objetivo de evitar despidos.

El convenio de cajas llega en un momento en que se han paralizado las negociaciones en el de banca. Los sindicatos han exigido que la patronal retire todas sus propuestas de recortes de derechos y no se sentarán a negociar hasta que ello ocurra, han asegurado.