Público
Público

El Congreso aprueba la reforma laboral con el único apoyo del PSOE

Las abstenciones, 173, una de ellas la del diputado socialista Antonio Gutiérrez, superan los 168 votos a favor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Pleno del Congreso de los Diputados ha convalidado, como estaba previsto, el decreto ley de reforma laboral del Gobierno. El PSOE ha sido la única formación política que ha votado a favor, en total 168 votos.

Ahora, el decreto pasará a ser tramitado como proyecto de ley por el procedimiento de urgencia, según ha respaldado la Cámara ante el interés de la mayoría de los grupos parlamentarios de presentar enmiendas al texto original durante el trámite parlamentario.

En contra se han contabilizado 8 votos, en concreto los de IU-ICV-ERC, BNG y NaBai. En la votación destaca, asimismo, que se hayan recogido más abstenciones, 173, que votos a favor. Los grupos parlamentarios que se han abstenido, como ya habían anunciado sus propios portavoces en los últimos días y han recalcado durante el debate sobre la convalidación de la reforma, son el PP, CiU, PNV, Coalición Canaria, UPN y UPyD.

La única duda en torno a la votación era comprobar si el diputado socialista y ex secretario general de CCOO y presidente de la Comisión de Economía del Congreso, Antonio Gutiérrez, rompía la disciplina de voto de su partido. Finalmente, y como ya había anunciado, se ha abstenido.

El primero en intervenir en el debate fue el ministro de Trabajo. Celestino Corbacho defendió el decreto ley e insistió en que la reforma laboral 'no abarata el despido'. Para Corbacho, la propuesta, aprobada por el Ejecutivo el pasado 16 de junio, favorecerá directamente a más de ocho millones de parados o trabajadores con un contrato temporal.

'Hoy es un día histórico porque el Gobierno va a abaratar el despido'

Según el titular de Trabajo, la reforma mejorará las condiciones laborales y la capacidad competitiva de las empresas, puesto que las dota de mayor flexibilidad, lo que contribuye a incrementar la productividad de la economía. Para acabar, Corbacho apeló a todas las formaciones políticas a convalidar la reforma.

La primera réplica a la intervención del ministro la protagonizó el portavoz de ICV-IU. Joan Herrera recordó el voto en contra de su grupo parlamentario a la propuesta del Gobierno, a la que ha calificado de 'pésima' y de 'desequilibrada'. Para Herrera, el Ejecutivo ha optado por el despido exprés y se ha 'subordinado al interés de la patronal y de la derecha'.

'Hoy es un día histórico porque el Gobierno va a abaratar el despido' con una reforma que 'va a empeorar más la situación de los que padecen esta crisis', recalcó el portavoz de ICV-IU.

Seguidamente fue el turno de ERC. Su portavoz, Joan Ridao consideró que el Ejecutivo 'ha hecho el trabajo sucio' y 'ha sucumbido a la presión de la derecha y la patronal' con una reforma laboral que 'es muy del estilo de ZP: parece una cosa por fuera pero si arañas sale otra bien distinta'. 'Es como un embudo, donde la parte ancha es para el despido y la estrecha creación de empleo', enfatizó Ridao.

Según Corbacho, la reforma mejorará las condiciones laborales

La diputada de Nafarroa Bai, Uxue Barkos, también anunció que votaría en contra de la convalidación del decreto ley y subrayó que la reforma laboral propuesta por el Gobierno es consecuencia del fracaso del diálogo social, 'responsabilidad que debe ser imputable a todas las patas de la mesa'. Desde el BNG, la diputada nacionalista Olaia Fernández Dávila también confirmó su voto en contra y denunció a su vez que la reforma es una 'guerra absoluta contra el Estado del Bienestar', ya que abarata el despido y permite a las empresas desvincularse del convenio colectivo.

Por su parte, Rosa Díez, portavoz de UPyD recalcó que lo que se presenta al Congreso es una 'reforma basada en un modelo antiguo y fracasado'. Díez tildó la reforma de 'insustancial y confusa' y que 'es un quiero y no puedo' ya que provocará más problemas de los que ya existen.  

CiU y PNV también reafirmaron durante las intervenciones de sus portavoces la posición de ambos grupos. Carles Campuzano, portavoz de CiU, declaró que 'quedan aspectos sustanciales a debatir' como mejorar la flexibilidad interna de las empresas o las políticas de formación y aseguró que, pese a que hay medidas positivas para CiU, el decreto ley contempla mejores condiciones para despedir que para contratar. 'Se ha perdido demasiado tiempo', aseveró, tras criticar que la reforma 'llega mal, desde el fracaso social'.

'Nadie sabe quién es el mercado, ni qué forma tiene, ni a qué dedica el tiempo libre' 

En este sentido, el dipuado del PNV, Emilio Olabarria incidió, en que el diálogo social 'está roto' y dijo que la reforma lo que hace es complacer al mercado, 'que nadie sabe quién es, ni qué forma tiene, ni a qué dedica el tiempo libre'. Olabarria pidió acometer correcciones profundas en el decreto con enmiendas que se puedan introducir en la tramitación parlamentari

También UPN anunció su abstención, al igual que Coalición Canaria, cuyo portavoz, José Luis Perestelo, indicó que la nueva regulación del despido 'no es la más afortunada'.

La portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, justificó la postura de los conservadores ante la votación aduciendo al 'sentido crítico y coherente' del PP y que España 'necesita una reforma laboral'. Recalcó que la reforma idónea no es la aprobada por el Gobierno, que ha tachado de 'fracaso anticipado y anunciado por las formas y por el fondo', y a la que pretenden mejorar con las enmiendas que los conservadores presentarán.

 'Llegaron al Gobierno presumiendo de talante y a golpe de decreto lo han enterrado'

Lejos de presentar un modelo conciso alternativo al del Ejecutivo, Santamaría intentó explicar que la reforma propicia para los conservadores debería ser aquella inspirada en la 'estabilidad y la flexibilidad interna' con la negociación colectiva y un plan global contra el paro como bandera y una 'apuesta valiente' por la formación.

'Quién les ha visto y quién les ve', dijo la portavoz del PP en el Congreso al atacar una vez más lo que considera la 'poca credibilidad' de la que goza el Ejecutivo ante la presentación de una reforma que constata el carácter 'aislado' de la propuesta y 'la soledad política del Gobierno'. 'Llegaron al Gobierno presumiendo de talante y a golpe de decreto lo han enterrado', subrayó Santamaría. 

Por su parte, el portavoz del PSOE en la Cámara Baja, José Antonio Alonso, defendió la propuesta del Gobierno que definió como una 'norma necesaria'. Asimismo, criticó que detrás de los 'mensajes' del PP 'no hay nada más' y recordó que el Ejecutivo siempre ha apostado por la negociación que se rompió al fracasar la última y enésima reunión entre sindicatos y patronal.