Público
Público

El Congreso, a favor de que los "manteros" no ingresen en prisión

Según la proposición no de ley, presentada por ERC-IU-ICV, "criminalizar estos comportamientos significa criminalizar la pobreza"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión de Justicia del Congreso ha aprobado hoy una proposición no de ley que insta al Gobierno a que en la próxima reforma del Código Penal se aborde una modificación para 'evitar la criminalización y el ingreso en prisión' de los vendedores del 'top-manta', en su mayoría inmigrantes sin recursos.

'La propiedad intelectual e industrial son intereses necesitados y dignos de protección, pero ello no debe hacerse a costa de la criminalización e ingreso en prisión de quienes, por una insignificante cantidad de dinero, venden estas obras copiadas sobre sus mantas', asegura la iniciativa de ERC-IU-ICV. Para el grupo proponente, la cárcel es una medida 'desproporcionada' y que 'criminaliza la pobreza', en una reacción 'tremendamente injusta'.

'No tiene lógica que el ofrecimiento en venta de unos DVDs tenga una pena que puede ser incluso superior a la de un robo con violencia o intimidación', recuerda la iniciativa.

La proposición no de ley, que ha sido aprobada sin ningún voto en contra, destaca además que los vendedores del 'top manta' son personas en situación de pobreza que buscan en la venta ambulante de cualquier clase de mercancía -legal o no- una mínima fuente de recursos para atender a sus necesidades básicas.

La pena de prisión significa profundizar en la exclusión social

'Criminalizar estos comportamientos significa criminalizar la pobreza. Castigar con pena de prisión a estas personas significa profundizar en la exclusión social', subraya.

La Comisión de Justicia ha rechazado también hoy dos proposiciones no de ley de la diputada de UPyD, Rosa Díez, que proponían un cambio en el sistema de elección de los vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y la reforma de la Ley de Responsabilidad Penal del Menor para que los jueces puedan autorizar tratamientos 'no voluntarios' para menores con 'psicopatologías' que hayan cometido un delito.