Público
Público

El Congreso hondureño debate la restitución de Zelaya

El presidente depuesto dice que no aceptará volver al cargo en estas circunstancias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En Honduras la historia se escribe todos los días. Estos renglones, rectos para unos, torcidos para otros, marcarán el futuro del tercer país más pobre de América Latina, que vive una 'complicadísima situación económica', según confesó el propio Porfirio Pepe Lobo, presidente in péctore. Los encargados de seguir redactando estos renglones tienen cita hoy en el Congreso, que inicia las sesiones para decidir la restitución a la presidencia del depuesto Manuel Zelaya, pocas horas después de que su principal asesor, Carlos Eduardo Reina, abandonara la embajada de Brasil.

El otro gran protagonista del día es el presidente golpista Roberto Micheletti, quien tiene previsto volver a la Casa Presidencial. Mientras, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) continúa emitiendo resultados, tan lentos como confusos.

El Tribunal Electoral aún no ha dado la cifra oficial de la abstención

Datos y palabras para la historia. Y sorpresas, como la que ha supuesto la salida de Reina de la legación diplomática tras mantenerse junto a Zelaya desde el 21 de septiembre. La mano derecha del presidente depuesto justificó su abandono ante la necesidad de reconstruir la lucha de la Resistencia y el fragmentado Partido Liberal.

El Movimiento Liberal en Resistencia, liderado por Reina, asumiría el papel de fortalecer a una Resistencia que lleva semanas sumida en una profunda crisis. Reina, al ser cuestionado si su misión en el exterior de la embajada es negociar con Lobo, insistió en la misma tesis que repite Zelaya desde el domingo: no se negocia, no se reconocen las elecciones y tampoco se aceptaría una restitución por el Congreso.

Un Congreso que ya está preparado para iniciar unos trámites que le lleven a la votación. 'Vamos a asistir a un circo, en el que durante días se leerán las opiniones de los partícipes y protagonistas del golpe', resumió para Público Rasel Tomé, el único político de peso que queda junto a Zelaya en su encierro de la Embajada. 'La Fiscalía, la Corte Suprema de Justicia, el Congreso y la cúpula de las Fuerzas Armadas se justificarán así. No tiene ningún sentido discutir sobre una acuerdo ya fracasado', insistió.

Micheletti tiene previsto volver a ejercer de presidente hoy

Todas las fuentes consultadas por este periódico vaticinan que el Parlamento votará un rotundo no contra Zelaya. Pepe Lobo ya adelantó algunas de las claves en su comparecencia del lunes: 'Zelaya es historia'. Los únicos que votarían a favor del presidente depuesto son los diputados de la izquierdista Unificación Democrática, dos de la Democracia Cristiana y una veintena de liberales disidentes.

Quien está deseoso por volver a captar todos los objetivos es Micheletti, que anunciará al país sus intenciones poco antes de que el Congreso se reúna. El retiro temporal del presidente de facto, impuesto por EEUU para legitimar las controvertidas elecciones, expira hoy. En los círculos políticos de Tegucigalpa se había especulado con la posibilidad de que Micheletti decidiera no retomar el poder. En Honduras cualquier cosa es posible, pero también son conocidos los afanes de poder del político liberal, cuyo partido es el gran perdedor del 29-N.

Así lo confirman los pocos resultados que el TSE sigue entregando a la opinión pública. Todavía quedan por certificar los datos definitivos de la abstención, un termómetro indispensable para medir el apoyo popular de Zelaya. El Partido Nacionalista conserva los 17 puntos de ventaja a nivel nacional y también arrasa en Tegucigalpa, donde Ricardo Álvarez repite alcaldía.

La gran sorpresa en esta ciudad se llama Doris Gutiérrez, independiente y progresista, una candidatura que sin ningún medio y sin ninguna publicidad se ha colado entre los grandes partidos.

Doris Gutiérrez. Candidata en Tegucigalpa

A usted, candidata independiente por la alcaldía de Tegucigalpa, se la considera la esperanza de la izquierda.
No queremos ser prepotentes, pero sabemos que tenemos gran aceptación. Es la primera vez en la historia que una candidatura independiente, sin ningún medio, obtiene tal resultado, trabajando junto al pueblo. Estaríamos luchando por el segundo lugar, con un 13%.

“Con Doris, cero picardías”, dice su lema de campaña.
Una de nuestras banderas es la lucha contra la corrupción, contra las manos peludas (pucherazo electoral) de otros procesos. No dejaremos que en este recuento nos vayan a hacer ninguna picardía.

¿Son fiables los datos oficiales de abstención?
En Tegucigalpa creemos que votó la misma gente que en 2005, entre el 47% y 50%.

El Congreso vota desde hoy la restitución de Zelaya y usted es diputada. ¿Se dilatarán las sesiones?
Se votará esta semana. Aquí se violentó la Constitución y los derechos humanos de Zelaya, le extraditaron sin darle posibilidad a su defensa.

¿Cuál será el resultado?
El Congreso votará no a la restitución. Los que votaron contra Zelaya se mantendrán en sus posiciones, lo contrario sería darse con una piedra en los dientes, aceptar que hubo error, incluso podrían ser enjuiciados en el futuro. Yo votaré a favor de la restitución.

¿Puede ser su candidatura el embrión de una nueva izquierda en Honduras?
La izquierda es demasiado compleja, hay más radicales y menos radicales, están los que piensan que los cambios vienen desde arriba y los que, como yo, pensamos que los cambios vienen desde abajo, acompañando al pueblo.