Público
Público

El Congreso pide al Gobierno que aplique el alcolock a todo transporte público

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Pleno del Congreso pedirá al Gobierno que implante en el transporte escolar, público y de mercancías el dispositivo que bloquea el encendido del vehículo en caso de que detecte en el conductor una tasa de alcohol superior a la permitida, un mecanismo conocido como etilómetro o alcolock.

A la espera de la votación final, ésta es la proposición no de ley que aprobará el Pleno, a iniciativa de los socialistas, después de que éstos hayan aceptado una enmienda del PP que pide que la implantación de este mecanismo se extienda a otros vehículos de transporte y no sea sólo para los que llevan escolares, como inicialmente proponía el PSOE.

La enmienda del grupo popular, que ha defendido el diputado Federico Subirón, incluye también que se tenga prevista la obligatoriedad de instalar este dispositivo en los vehículos de los conductores "reincidentes", es decir que hayan sido sancionados anteriormente por rebasar la tasa de alcohol permitida.

El diputado socialista que ha presentado esta iniciativa, Juan Carlos Corcuera, y que ha rechazado incorporar las enmiendas del Grupo Mixto y CiU, ha justificado su propuesta en que, ha dicho, entre un 30 y un 50 por ciento de los accidentes mortales y entre un 20 y un 30 por ciento de los accidentes con heridos se atribuyen al alcohol.

Por tanto, ha abogado por la colocación del etilómetro, que, según ha afirmado, "es un buen elemento disuasorio" que ha demostrado su eficacia en Estados Unidos y Canadá, donde se utiliza desde hace más de una década, y en otros países de Europa, como Suecia, Gran Bretaña o Alemania.

El responsable de Seguridad Vial de CiU, Jordi Jané, ha valorado la propuesta del PSOE y ha presentado una enmienda de adición, en la que solicita que se contemplen bonificaciones fiscales para la colocación del mecanismo de bloqueo, porque "no se trata de un elemento de lujo sino de seguridad".

En apoyo también de esta medida se ha posicionado ERC-IU-ICV y su diputado Joan Ridaó ha puesto de relieve que la implantación de este sistema de interrupción automática del vehículo podría salvar 115 vidas más al año, y habría 568 heridos graves menos y 2.285 leves, de acuerdo con los datos que ha presentado.

El diputado Emilio Olabarria, del PNV, también ha expresado su apoyo a la propuesta, aunque el hecho de que se trate de una iniciativa que primero tenga que ser estudiada y consultada con los sectores afectados "dilatará" su aplicación.

El sistema que se solicita implantar impide arrancar el vehículo si el conductor no se somete antes a una prueba de alcoholemia, mediante aire espirado, por medio de un aparato instalado en el propio autobús.