Público
Público

Las conquistadoras del Nuevo Mundo

A3 prepara una miniserie con Hugo Silva e Ingrid Rubio que recrea la primera expedición de mujeres en el XVI 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El descubrimiento de América era de uso exclusivo para el hombre. Pero, en 1550, un grupo de 80 mujeres se enroló en tres naves que salieron de Sevilla por expreso deseo de Carlos V. La función que le encomendó era tener hijos con los colonos españoles para frenar el mestizaje incipiente. Al frente de la expedición, una valiente adelantada a su época, Mencía de Calderón, y un capitán, Juan de Salazar.

El corazón del océano, basada en la novela homónima de Elvira Menéndez, recrea estos hechos reales que ahora produce Globomedia para Antena 3 y que está previsto que se estrene la próxima temporada. La miniserie, cuyo rodaje ya ha terminado y que en parte se ha rodado en el puerto deportivo de Puerto Sherry (El Puerto de Santa María), está protagonizada por Hugo Silva, Ingrid Rubio, Clara Lago y Álvaro Cervantes. 'Siempre se ha contado la historia del Descubrimiento desde el mismo punto de vista, pero la realidad de estas mujeres es fascinante. Nunca se sabe, pero sinceramente, en cuanto a audiencias, creo que va a petar', explica entusiasmado el mediático actor que saltó a la fama por su papel en Los hombres de Paco.

'En cuanto a audiencias, creo que va a petar', expresa Hugo Silva

Silva se convierte en esta ocasión en el capitán Salazar, un 'canalla y mentiroso al que la historia ha tratado mal'. Él se embarca en un galeón junto a 80 doncellas lideradas por Mencía de Calderón, el alma de la expedición y a la que da vida Ingrid Rubio.

'Ella es una mujer chiquita, rodeada de hombres, que va aprendiendo y poco a poco toma decisiones importantes', afirma la actriz. Además de ellos, la serie cuenta con otras caras conocidas como Clara Lago, que se mete en el papel de Ana Rojas, una doncella poco ortodoxa, y Álvaro Cervantes, que interpreta al joven Alonso y que en la trama acabará buscando el amor de la dama.

La miniserie, de seis capítulos, dirigida por Pablo Barrera y Guillermo F. Groizard, será una de las apuestas de la cadena privada para la nueva temporada y cuenta con todos los ingredientes para llegar al gran público: aventura, emoción y amor.

La miniserie tendrá seis capítulos y se estrenará la próxima temporada

'Estamos haciendo nuestros deberes y siguiendo una norma fundamental, hacer lo que nos apetecería ver', cuenta Barrera. Fernández Groizard, la otra mitad de la dirección y que también participó en el diseño de la producción y dirigió el primer capítulo de Águila Roja (Globomedia), apunta además: 'Esto está en las antípodas de lo que sería un tostón. Se ha respetado la historia pero se han actualizado muchas cosas para acercarlo a la gente'.

El rodaje, del que todos los actores se ponen de acuerdo en señalar como extremadamente duro, ha tenido como localizaciones la selva colombiana, poblados indígenas de ese país o las aguas de Atlántico (El Puerto de Santa María y Huelva) para intentar recrear el viaje de estas mujeres que debía durar 45 días, pero finalmente duró más de seis años debido a las tormentas con las que se encontraron, el asalto de unos piratas en Guinea y cientos de calamidades más. En la grabación se han usado incluso dos réplicas de un galeón y una nao a imagen y semejanza de las que usaban en el siglo XVI para darle un mayor realismo a la grabación. Ingrid Rubio recuerda con especial virulencia el día del naufragio: 'Se grabó de noche, hacía mal tiempo, el agua nos mojaba los trajes haciéndolos más pesados de lo que ya de por sí eran fue realmente duro'. No fueron los únicos contratiempos: picaduras de insectos, diarreas, el mareo en la navegación y la lucha diaria contra la humedad han sido algunos de los obstáculos en la grabación. A pesar de ello, todo el equipo ha disfrutado de este particular viaje del que se sienten especialmente orgullosos.

Así, Antena 3, experta en el género de las películas para televisión con títulos como Padre coraje de 2002 (que tuvo 4.600.000 espectadores), apuesta por una producción llena de piratas, doncellas y marineros, cuyo objetivo es el abordaje de la pequeña pantalla.