Público
Público

Consecuencias imprevisibles

  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

¿Por qué Grecia convoca ahora el referéndum?

El primer ministro, Yorgos Papandreu, asegura que las condiciones del país han cambiado mucho desde que el pueblo le dio la confianza y que una medida de la importancia de una quita del 50% requiere una aprobación por parte de los ciudadanos. Tras tantas protestas en la calle y tantas críticas de la oposición, Papandreu quiere un espaldarazo a los planes que está poniendo en marcha, empujado por la Unión Europea y el FMI, que son los que están aportando el dinero de los rescates.

¿Por qué ha generado tantas críticas?

El problema de la consulta es que ha llegado en un momento especialmente complicado, ya que a la zona del euro le ha costado un encaje de bolillos llegar al acuerdo que se firmó el miércoles pasado y todavía está en pañales porque faltan los detalles, que al final es lo más complicado. Y la posibilidad que se abre ahora, cuando no se sabe qué se va a preguntar, de que los griegos voten en contra del plan de rescate y lo paralicen genera una incertidumbre enorme para los mercados, especialmente para los bancos que tienen deuda del país. Y la cuestión es que la cita podría ser para enero, lo que alargaría demasiado las dudas. En todo caso, el resultado de la consulta depende totalmente de qué se pregunte.

¿Qué impacto tendría un 'no'?

Si los griegos no quieren que se aplique el segundo plan de rescate (porque no quieren asumir los recortes que conlleva) y el Gobierno accede a ello, la UE y el FMI dejarían de darles dinero y tendrían que suspender sus pagos, desde la deuda a los bancos hasta a sus propios funcionarios. El gran problema para la zona del euro es que sus estatutos no permiten que uno de sus países pueda dejar de pagar y se plantearía su salida del euro. Esta opción no está contemplada en los tratados y no se sabe cómo se haría, pero sí existe el convencimiento de que habría un gran contagio.

¿Por qué?

Ahora, los países miembros tienen un grado elevado de seguridad porque se supone que no pueden impagar sus deudas y eso dejaría de ser así. Además, los bancos tendrían enormes pérdidas por una quiebra desordenada de Grecia y eso se trasladaría rápidamente a la ciudadanía.