Público
Público

La consejera ceutí dice que "están acostumbrados a vivir de las prestaciones, no buscan empleo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Están acostumbrados a vivir, una gran mayoría, de las prestaciones sociales, pero no buscan un empleo, no quieren formarse. Esto se refleja mucho más en las mujeres que en los hombres. Es alarmante ahora mismo en la juventud el abandono escolar. No se forman, pero no tienen ni intención".

Con estas palabras se refirió el pasado lunes a la población musulmana de Ceuta la consejera de Asuntos Sociales de la ciudad autónoma, Carolina Pérez Gómez, en una comparecencia ante la comisión especial del Senado para el estudio de las nuevas formas de exclusión social como consecuencia del fuerte incremento del desempleo.

Tras una primera exposición de carácter más técnico y plagada de datos sobre la ciudad y ya en respuesta a las preguntas de la senadora socialista Isabel Flores, Pérez Gómez se refirió a la población musulmana de Ceuta con estas expresiones:

.- "Al inicio de mi intervención quise dejar claro que aun con estos datos demoledores muchas de las circunstancias son provocadas por esa cultura mayoritaria en la ciudad de origen musulmán. Digamos que anteponen su cultura o, con otras palabras, que no están por la integración total. Y eso se manifiesta. La mayoría de las mujeres siguen la tradición de su cultura, que es estar en casa, cuidar de los hijos y de las personas mayores. Poco más hacen".

.- "Hemos puesto en marcha distintas políticas de inserción, pero no con el éxito esperado, también lo tengo que decir. Para poner un ejemplo, el ingreso mínimo de inserción social tiene una contraprestación, pues prefieren renunciar a esa prestación económica para no tener que hacer seis meses de contraprestación; o sea que las cosas llegan hasta ese punto".

.- "También hemos visto que renuncian a los planes de empleo, que son de seis meses y que supone pasar de no tener nada a tener 900 euros en el bolsillo cada mes; pues renuncian. Con esto quiero decir que el trabajo que tenemos aquí por delante es duro y muy difícil. Luchamos con una cultura. Ellos se mantienen en su sitio. Se atienen a su cultura y no están por la integración".

.- "Estas personas se quejan de no tener trabajo, pero no tienen formación ninguna. Algunos no dominan ni el idioma, ni el castellano. Este es el grueso de lo que tenemos. Eso sí, se dan de alta como demandantes de empleo para poder cubrir muchas necesidades con prestaciones sociales de las administraciones. Pero no se levantan todos los días y buscan trabajo".

.- "Los niños abandonan porque en su casa viven el fracaso escolar. Hablan el dariya y no dominan nuestro idioma. Cuando ven que no entienden la lengua abandonan el colegio. Revocar esta situación va a ser largo y, sobre todo, muy duro, pero no por ello vamos a dejar de insistir que es nuestra obligación".