Público
Público

El consejero vasco de Interior dice que ETA buscaba una masacre y matar al mayor número de ertzainas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El consejero vasco de Interior, Javier Balza, ha afirmado hoy que, con el atentado contra la comisaría de Ondarroa, ETA buscaba provocar una "masacre" y matar al mayor número posible de ertzainas.

El consejero ha explicado que los terroristas han dejado el coche en la carretera, con la parte trasera apuntando a la comisaría, y, al salir, antes de huir, han arrojado dos cócteles molotov contra la comisaría con la intención de hacer salir a los ertzainas y que la explosión les pillara de lleno.

Estas declaraciones las hizo a los periodistas tras visitar la comisaría atacada y Balza ha confirmado que la bomba estaría compuesta por unos cien kilos de explosivo y que los cuatro civiles heridos viajaban en un vehículo detrás del utilizado por los terroristas para cometer el atentado.

Sin embargo, según ha relatado Balza, los ertzainas aplicando las medidas de autoprotección establecidas en vez de utilizar la puerta delantera de la comisaria han salido por la trasera con lo cual han salvado la vida.

Se trataría, según ha dicho, de una forma de actuar "novedosa" aunque con similitudes con el atentado cometido por ETA contra el cuartel de la Guardia Civil de Legutiano (Álava), el pasado 14 de mayo.

Balza, quien ha trasmitido la condena más dura posible del Gobierno vasco a esta acción, ha añadido que tras el coche de los terroristas venía otro en el que viajaban cuatro jóvenes que al observar el comportamiento "sospechoso" del anterior intentaron dar marcha atrás.

Fue esto lo que, según ha dicho, les evitó daños mayores, ya que según ha añadido, han tenido "suerte" al ver cómo ha quedado el coche en el que viajaban a consecuencia de la onda expansiva de la explosión.

Balza ha añadido que se están revisando las cámaras de seguridad del edificio pero no ha concertado el número de personas que podrían haber participado en esta acción, y ha descartado que se produjeran disparos.

Respecto a los heridos, el titular de Interior vasco ha asegurado que tres agentes de la policía autónoma vasca han resultado heridos por la onda expansiva, uno de los cuales permanece ingresado porque tiene problemas en los dedos de una mano, y que además otras seis o siete personas, entre ellas los cuatro jóvenes que viajaban en el coche, también han resultado con alguna lesión.

Igualmente, ha explicado que algunos agentes que estaban trabajando en el turno de noche sufrieron también heridas pero que eso no les impidió acabar con su turno y acudir a centros sanitarios esta mañana.

Respecto a cómo ha quedado el coche utilizado por los terroristas, Balza ha indicado que la explosión ha provocado que quedara desperdigado por la zona cayendo una de las partes más grandes a la ría Artibai por lo que buzos de la Ertzaintza se encuentran en estos momentos intentando rescatar los restos.

El consejero no ha querido relacionar este atentado con el cometido horas antes por ETA contra la nueva sede de la Caja Vital en Vitoria y ha insistido en que se trata de uno de los atentados "más duros", de las "mayores barbaridades", que ha cometido ETA en los últimos tiempos con la "intención inequívoca" de causar la muerte del mayor número posible de ertzainas.

Ha asegurado que los etarras deben saber que enfrente tienen un "bloque unánime que va a resistir esta oleada de terror" y que no van a conseguir sus objetivos, "ni doblegar a este pueblo, ni cambiar la actuación del Gobierno".

También ha agradecido las muestras de solidaridad recibidas desde partidos políticos e instituciones.