Público
Público

Consejeros alertan del fin de RTVE como servicio público

El Consejo de Administración de RTVE analiza mañana en un pleno extraordinario el futuro de la Corporación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Este puede ser el fin de la televisión pública entendida como servicio público al ciudadano'. Con esta frase, Teresa Aranguren, miembro del Consejo de Administración de RTVE, resumió ayer a Público el golpe que el Gobierno de Mariano Rajoy le endosó a la Corporación de RTVE con el recorte de 200 millones en su presupuesto anual. 'Este golpe ha dejado a RTVE indefensa. Así no podemos continuar con la oferta de calidad y de responsabilidad social que hemos mantenido desde la reforma de 2009', agregó Aranguren.

El Consejo de Administración de RTVE se reunirá mañana en un pleno extraordinario para abordar la medida aprobada por el Consejo de Ministros el pasado viernes y analizar el alcance y las características del recorte. No obstante, y a la espera de esa reunión, algunos consejeros, como Aranguren, opinan que este recorte es 'una grave amenaza al actual sistema'. 'Necesitamos saber si el Gobierno quiere defender el modelo de televisión pública actual o, por el contrario, quiere cargárselo para favorecer los intereses de televisiones privadas', señaló Aranguren, quien resaltó la necesidad de que el Ejecutivo muestre voluntad política de mantener el actual modelo.

El Gobierno recortó en 200 millones el presupuesto de RTVE

De la misma manera, Santos Ruesga, miembro del Consejo y actual presidente, señaló a este diario que la decisión tomada por el Gobierno puede no ser simplemente un 'puro recorte económico', sino que 'alguien esté pensando en cómo reducir la escala de TVE como servicio público'.

De hecho, Ruesga aseguró que esta medida puede provocar un efecto espiral que acabe justificando mayores recortes en el presupuesto de RTVE. 'Con estos recortes se gastará menos en programas de máxima audiencia y, de esta manera, habrá menos espectadores, por lo que se volverán a acometer recortes justificados en la bajada de audiencia', explica Ruesga, que señala el riesgo de avanzar hacia un modelo de televisión pública norteamericana, con índices de audiencia muy bajos.

El consejero Santos Ruesga propone recuperar la publicidad

Entre los productos audiovisuales que corren peligro con la nueva asignación presupuestaria está la cobertura de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, que cuesta 70 millones de euros o los partidos de la Liga de Campeones que retransmite TVE. 'Es una posibilidad no emitir los Juegos, pero ya están pagados o tenemos el compromiso de pagarlos. Y ahora ni siquiera los podemos vender por debajo de su precio porque son muy poco rentables', apostilló Aranguren.

Otra de las posibles salidas que están planteando algunos consejeros a esta estocada presupuestaria es la reducción de la oferta de canales (actualmente RTVE ofrece cinco canales de radio y seis de televisión). No obstante, Aranguren descartó esta posibilidad porque ni el cierre de 'tres canales puede amortizar un recorte de 200 millones de euros'.

Por ello, Santos Ruesga señaló que la única solución que podría dar suficientes ingresos sería la vuelta de la publicidad a la televisión y radio públicas. 'Emitiendo tres o cuatro minutos a la hora de publicidad y solamente entre programas podríamos generar más de cien millones de euros', explicó Ruesga, que señaló que para ello sería necesario modificar la ley de financiación aprobada en 2009. 'O reducimos la calidad de la parrilla o compensamos el recorte con publicidad', concluyó.