Público
Público

El Consejo de Caja España-Duero aprueba crear un banco con Unicaja

El acuerdo da un paso más para la creación de la tercera entidad financiera del país formada por cajas, por detrás de La Caixa y Bankia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Consejo de Administración de Caja España-Duero ha aprobado por unanimidad el contrato de integración para la constitución de un grupo consolidable de entidades de crédito junto con Unicaja.

El Consejo ha dado de este modo el visto bueno al acuerdo de integración cerrado recientemente por el presidente de esta entidad, Evaristo del Canto, y el de Unicaja, Braulio Medel, en virtud del cual los bancos de sendas entidades se unirán en uno solo, según han informado fuentes de la entidad castellana y leonesa.

Este acuerdo, aprobado en el Consejo de Administración de Caja España-Duero, es un paso más para la creación de la tercera entidad financiera del país formada por cajas de ahorros, por detrás de La Caixa y Bankia.

El nuevo banco, participado en un 70% por Unicaja y en un 30% por Caja España-Duero, tendrá unos activos que rondan los 80.900 millones de euros.

Los consejeros generales que representan a los sindicatos CCOO, el Sindicato de Empleados Créditos y Ahorros Reunidos (SECAR) y la Confederación de Sindicatos Independientes de Cajas de Ahorros (CSICA) votarán no al proceso de fusión hasta que no tengan garantías laborales.

Los representantes sindicales han expresado que no darán el visto bueno al proceso de integración porque no prevé 'ninguna de las premisas' que habían solicitado para dar su voto a favor.

El acuerdo laboral que solicitan los representantes de los trabajadores debe, según CCOO, garantizar el empleo, que no habrá medidas de reestructuración traumática para el personal, que se acuerden las condiciones laborales y de movilidad y 'todo lo que lleva aparejado este proceso'.

Por su parte, el portavoz de CSICA, Emilio Menéndez Torres, ha explicado a los medios que la viabilidad de este proyecto 'la ven factible' y 'buena' pero que al no tener 'números' no saben 'si esa viabilidad es posible o no', y que aunque piensan que sí votarán en contra si no les dan los 'números' y las 'reuniones' que piden.