Público
Público

El Consejo de Caja Madrid se reúne esta tarde para analizar posibles alianzas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El consejo de administración de Caja Madrid se reunirá esta tarde para analizar la unión con Caixa Laietana, las cajas de Ávila, Segovia, Rioja e Insular de Canarias, y previsiblemente para hablar de otras "posibles alianzas", entre ellas unir a Bancaja y crear la primera caja de España.

Fuentes próximas al consejo de administración consultadas por Efe explicaron que la idea del presidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato, es informar de los pasos dados desde finales de mayo, cuando la entidad madrileña anunció la intención de crear un Sistema Institucional de Protección (SIP) con el que compartir sus políticas de riesgo junto a otras cinco cajas.

Pero, además, Rato podría plantearles la posibilidad de incluir en ese proyecto a Caja Badajoz o a la intervenida CajaSur para aumentar así la dimensión del SIP y conseguir que los activos de Caja Madrid crezcan en un 25 por ciento, lo que facilita la obtención de recursos del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Otras fuentes citadas por Efe-Dow Jones aventuraron que también se podría debatir el "interés estratégico" de sumar al SIP a Bancaja, con lo que se crearía una gran alianza que superaría a La Caixa con casi 340.000 millones de activos.

En cualquier caso, lo único que está claro hasta el momento es que el SIP inicialmente anunciado por la caja madrileña y las cinco regionales supone la creación de un grupo con unos activos próximos a los 227.500 millones, de los que 191.000 millones los aporta Caja Madrid.

Es decir, el grupo resultante tendría un 19% más de activos que la caja principal, por lo que para conseguir llegar al 25% necesitaría llegar hasta los 238.900 millones, unos 11.400 millones más.

Esa cantidad la conseguiría de sobra si finalmente se uniera con Bancaja, pero también podría con los más de 18.960 millones de activos de la intervenida CajaSur.

Aún así, las fuentes señalaron que hay otras posibilidades como contar a la Caja de Ahorros Inmaculada (CAI), con cerca de 12.000 millones en activos, u otras combinaciones como la participación en el proyecto de Caja Badajoz (4.250 millones) o incluso, la de la Caja Círculo de Burgos (6.208 millones).

Todas estas posibilidades, admiten, se harían para lograr un grupo "más grande y con mayor solvencia" que el propuesto hasta el momento, que pediría al FROB entre 2.500 y 3.000 millones de euros.

Aunque, en el caso de que Bancaja se uniera al proyecto, esa cantidad podría aumentar hasta 4.500 millones, según las mismas fuentes.