Público
Público

El Consejo Electoral revisará los resultados de las elecciones en Haití

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Consejo Electoral Provisional (CEP) de Haití revisará los resultados de las elecciones celebradas el 28 de noviembre en ese país, que hoy registró al menos dos heridos por disparos en nuevos disturbios ocurridos en la capital, Puerto Príncipe.

Aunque algunos medios de comunicación haitianos han informado del fallecimiento de una persona en los incidentes, esta muerte no ha sido confirmada oficialmente.

Las protestas desatadas desde que se anunciaron los datos del escrutinio causaron ayer cuatro víctimas mortales y hoy se produjeron nuevas manifestaciones y protestas violentas en diferentes puntos del país.

La noticia de la revisión de los resultados electorales fue acogida favorablemente por la candidata a la Presidencia Mirlande Manigat, ganadora de la primera vuelta con el 31,37 % de los sufragios, quien hoy anunció que está dispuesta a participar en el nuevo examen de los votos.

El CEP anunció la creación de una comisión formada por los tres candidatos a la Presidencia que obtuvieron más votos, observadores nacionales e internacionales y representantes de la comunidad internacional para revisar lo antes posible las actas electorales.

De acuerdo con los resultados anunciados el pasado martes, junto a Manigat disputaría la segunda vuelta el oficialista Jude Celestin, quien logró el 22,48 %, mientras que el cantante Michel Martelly quedó fuera de la segunda ronda al resultar tercero con el 21,84 % de los votos.

La petición de revisión de esos resultados había sido respaldada por los Estados Unidos y por la Unión Europea (UE), que resaltaron la diferencia existente entre los datos oficiales y las estimaciones del Centro Nacional de Observación (CNO).

Según este organismo, que desplazó 6.000 observadores a los centros de votación el día de las elecciones, la segunda vuelta deberían disputarla Manigat y Martelly.

El CNO, que también reclamaba la revisión, recibió igualmente con agrado la decisión del CEP al considerar que el alto órgano electoral "podría ir más allá" y realizar "un análisis más profundo" del proceso.

Aunque la entidad no ha sido contactada por el CEP, su presidente, Noel Laguerre, afirmó que está disponible "para participar" y dar su "apoyo y contribución" al órgano electoral.

Mientras, la Red Nacional de Defensa de los Derechos Humanos (RNDDH), tildó de "demagoga" la iniciativa anunciada y su responsable, Pierre Esperance, dijo que prefiere "no participar" en un proceso de revisión que no controla.

En su opinión, la solución es anular los resultados dados a conocer el martes y convocar nuevas elecciones en los departamentos en los que se cometieron irregularidades.

El derrocado candidato presidencial y ex primer ministro Jacques-Edward Alexis señaló por su parte que el anuncio de CEP "confirma su incompetencia y su irresponsabilidad".

El anuncio del consejo se produjo en medio de una nueva jornada de protestas e incidentes que dejaron dos heridos en Puerto Príncipe, donde varios individuos dispararon contra un grupo de personas que se reunían para iniciar una manifestación en la plaza Champ de Mars.

Testimonios citados por la emisora Radio Kiskeya atribuyeron los disparos a hombres que vestían camisas del partido oficialista, Inite.

Los afiches y vallas electorales del candidato a la Presidencia por este partido, Jude Celestin, han sido lanzados al suelo y destrozados por los autores de los disturbios en algunas de las manifestantes registradas, muchas de ellas protagonizadas por seguidores de Martelly.

En Petionville (sector de la periferia este de Puerto Príncipe) se vivieron momentos de tensión al iniciarse una manifestación que fue dispersada con gases lacrimógenos por efectivos de la Misión de Naciones Unidas en el país, Minustah.

La actuación de las fuerzas de la ONU desató la ira de los manifestantes, que respondieron con lanzamiento de piedras, informó una emisora local.

También en Cabo Haitiano (norte) se celebró una manifestación con asistencia de varios cientos de personas, muchas de ellas con fotos de Martelly, quienes reclamaron la dimisión de los miembros del CEP y exigieron la detención del presidente del país, René Préval.

Emisoras locales informaron sobre la colocación de barricadas por parte de manifestantes procedentes de barrios populares de la ciudad e indicaron que no se observó presencia de la policía ni de dotaciones de la Minustah.

Otra de las protestas tuvo lugar en Saint Marc (norte) donde la policía dispersó violentamente a los manifestantes y se escucharon disparos, pero no se reportaron heridos, según corresponsales locales.