Público
Público

El Consejo de Seguridad cierra sin consenso el estudio sobre el ingreso de Palestina en la ONU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Consejo de Seguridad de la ONU finalizó hoy sin consenso su análisis sobre la petición de Palestina para ingresar en Naciones Unidas como su Estado miembro 194, por lo que no puede pronunciarse al respecto con unanimidad.

Así se desprende del borrador del informe elaborado por el comité de nuevas adhesiones del organismo, al que Efe tuvo acceso hoy y que muestra la división existente en el Consejo entre quienes defienden el ingreso, quienes se abstienen y los que creen que Palestina no cumple con los requisitos para ser aceptada como Estado miembro.

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, presentó ante la ONU el pasado 23 de septiembre su solicitud para que Palestina se adhiera al organismo multilateral como Estado de pleno derecho.

"El comité ha sido incapaz de alcanzar una recomendación unánime (para entregar) al Consejo de Seguridad", señala el documento de apenas cuatro páginas y que fue enviado hoy a los miembros del Consejo de Seguridad por el presidente del comité de nuevas adhesiones, el embajador portugués ante la ONU, José Felipe Moraes Cabral.

El texto describe fielmente las reuniones mantenidas sobre el asunto en el comité, así como las discusiones entre las distintas delegaciones sobre si Palestina cumple o no con los requisitos que marca la Carta de Naciones Unidas para los posibles nuevos miembros del organismo.

El informe propuesto no detalla el número concreto de delegaciones, el nombre de los países que respaldan el ingreso de Palestina, de los que se oponen o los que se abstienen, ni tampoco señala cuál fue la postura mayoritaria durante las negociaciones.

"Se expresaron distintos puntos de vista", señala el borrador en el informe sobre la mayoría de los puntos que analizaron los miembros del comité, que son los mismo quince países que integran el Consejo y que sólo estuvieron de acuerdo en reconocer que "Palestina cuenta con una población permanente y un territorio definido".

En el resto de cuestiones - como si las autoridades palestinas tienen control de su territorio, si Palestina es un país defensor de la paz o sobre si es capaz de mantener relaciones internacionales con otros países- los miembros del comité expresaron sus diferencias, según detalla el texto del informe.

Destacan las preocupaciones expresadas por algunas delegaciones respecto al gobierno del movimiento radical islamista Hamás en Gaza, "ya que ha rechazado renunciar al terrorismo y la violencia y ha expresado su voluntad de destruir Israel", detalla el texto, por ejemplo.

Durante los debates, las distintas delegaciones también mostraron divergencias acerca de si la petición palestina pone trabas al esperado reinicio del proceso de paz y en ellos algunos países también mostraron su preocupación sobre "las continuadas actividades de Israel en materia de asentamientos".

Los quince miembros del Consejo de Seguridad tienen hasta mañana, miércoles, para proponer modificaciones al texto propuesto antes de que el informe sea aprobado el viernes y remitido entonces al seno del Consejo.

El pasado jueves el comité de adhesiones mantuvo una reunión en que las delegaciones de China, Rusia, Brasil, India, Sudáfrica y Líbano mostraron su respaldo a la petición palestina, mientras que Estados Unidos se opuso y Francia, Reino Unido y Colombia anunciaron que se abstendrían si se llegara a producir una votación sobre la materia en el Consejo de Seguridad.

Gabón, Nigeria y Portugal no desvelaron su postura final, mientras que Bosnia-Herzegovina no ha tomado una decisión sobre la petición palestina.

Según explicaron a Efe fuentes diplomáticas, el Consejo de Seguridad deberá decidir a partir del viernes cuándo envía el informe a la Asamblea General, aunque las mismas fuentes señalaron que el órgano tiene de plazo hasta 35 días antes de que concluya la actual sesión en la Asamblea, lo que ocurrirá a mediados de septiembre de 2012.

La probabilidad de que el máximo órgano internacional de seguridad celebre una votación sobre el ingreso de Palestina queda ahora en manos de cualquiera de sus miembros que quiera presentar un proyecto de resolución sobre el asunto, según indicaron las mismas fuentes.

Aunque se celebre una votación, esas fuentes señalaron que es poco probable que Palestina cuente con los nueve votos afirmativos necesarios para sacar adelante una resolución, por lo que su petición de ingreso moriría en el Consejo de Seguridad sin necesidad de que Estados Unidos ejerciera su derecho a veto.

Dentro del Consejo de Seguridad hay varios países, como Francia, que consideran que la solución "más realista", dada la situación actual, es que "los palestinos acudan a la Asamblea General para que su estatus se eleve al de Estado no miembro de la ONU", dijeron las fuentes.