Público
Público

El Consejo de Seguridad considera enviar más "cascos azules" a Costa de Marfil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Consejo de Seguridad de la ONU afirmó hoy que considera enviar más "cascos azules" a Costa de Marfil si el secretario general del organismo, Ban Ki-moon, lo cree necesario para afrontar la crisis que vive el país africano tras las recientes elecciones presidenciales.

El máximo órgano de decisiones de la ONU aprobó por unanimidad una resolución en la que considera "la posibilidad de autorizar al secretario general para que reasigne nuevos efectivos" de la misión de la ONU en Liberia (UNMIL) a la de Costa de Marfil (ONUCI), donde ya hay unos 10.000 "cascos azules".

Asimismo, condena las violaciones de los derechos humanos que se han perpetrado contra la población civil e instan a todos los partidos políticos a que reconozcan la victoria del opositor, Alassane Ouattara, en las elecciones presidenciales del 28 de noviembre.

También insta a todas las fuerzas políticas marfileñas a reconocer la victoria de Ouattara, que ha sido reconocido como vencedor por la comunidad internacional, por ser ahora "el representante de la voz expresada en libertad por el pueblo".

El Consejo de Seguridad decidió adoptar la resolución de hoy después de que el candidato perdedor, Laurent Gbabgo, que se resiste a abandonar el poder, exigiera la salida del país de todos los "cascos azules" y los soldados franceses que los apoyan.

Los partidarios de Ouattara acusan a su rival de emplear la fuerza y recurrir a "escuadrones de la muerte" para mantenerse en el cargo pese a la condena de la comunidad internacional.

La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, informó el domingo en Ginebra de que 50 personas han sido asesinadas y más de 200 han resultado heridas desde el pasado jueves, en lo que la población teme que sea la reanudación de la guerra civil.

Pilay expresó también su preocupación por las violaciones de derechos humanos en Costa de Marfil.

La ONUCI ha recibido cientos de denuncias de familiares o allegados de secuestros realizados por individuos armados vestidos de militar, dijo Pillay.

Los testimonios indican que las personas secuestradas son llevadas a centros de detención secretos, y que muchas de ellas han aparecido posteriormente asesinadas, agregó Pillay, quien afirmó que estos actos no deben quedar impunes, aunque de momento la dificultad de moverse de la ONUCI "ha imposibilitado cualquier investigación".

En esa línea, la resolución aprobada hoy por el Consejo de Seguridad reafirma la determinación de imponer medidas, incluidas las sanciones selectivas, a los que pongan en riesgo "la paz y la reconciliación nacional".

Asimismo, recuerda que los efectivos de ONUCI y los militares franceses de apoyo, tras ampliar el mandato de las dos fuerzas hasta el 30 de junio de 2011, que ambas cuentan con la autorización para "utilizar todos los medios necesarios" para cumplirlos.

El Consejo también expresa su "profunda preocupación" ante el riesgo de que se extienda la violencia en el país y resalta la obligación de las partes de garantizar la protección de la población civil.

Gbabgo fue elegido presidente en 2000 para cinco años y se ha mantenido otros cinco en el poder debido a retrasos en la convocatoria de los comicios por la guerra civil, de 2002 a 2007, que dividió al país entre el sur, leal al Gobierno de Abiyán, y el norte, controlado por las Fuerzas Nuevas del actual primer ministro, Guillaume Soro.