Público
Público

El Consejo de Seguridad inicia debates sobre los graves sucesos de Sahara Occidental

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Consejo de Seguridad de la ONU inició hoy los debates sobre la crisis que atraviesa el Sahara Occidental, tras los violentos altercados de la semana pasada cuando las fuerzas de seguridad marroquíes desmantelaron un campamento saharaui en las afueras de El Aaiún.

El Consejo escucha ya el informe al respecto preparado por Abdul Kharé, número dos del Departamento de Operaciones de Paz del organismo, al igual que al enviado especial del secretario general para el Sahara Occidental, Christopher Ross.

"La ONU no tiene ninguna información a proporcionar porque nunca ha estado sobre el terreno, ya que Marruecos se lo impidió", dijo antes del comienzo de la reunión el representante del Polisario en la ONU, Ahmed Bujari, al ser preguntado por el informe del Departamento de Operaciones de Paz del organismo internacional

De esta sesión, convocada a petición de México y que se celebra a puerta cerrada, no se espera que se adopten acciones concretas en respuesta a las denuncias saharauis de violaciones de los derechos humanos.

Los miembros del máximo órgano de Naciones Unidas, presidido en noviembre por Reino Unido, analizan también el resultado de la reunión informal que Marruecos y el Frente Polisario celebraron en las afueras de Nueva York la semana pasada, en la que se comprometieron a proseguir el proceso de paz auspiciado por Naciones Unidas.

El Consejo de Seguridad ya tenía previsto reunirse con Ross el próximo 23 de noviembre, pero México y otros miembros del máximo órgano pidieron que se adelantara la reunión, dada la gravedad de la situación en el territorio ocupado por Marruecos.

"Venimos a escuchar la información que nos proporcionen para evaluar la situación y ver qué se puede hacer", dijo el portavoz de la Misión de México ante la ONU, Rodrigo Pintado.

"Son consultas, eso es lo único que puedo decir", señaló el presidente de turno del Consejo, el embajador británico Mark Lyall Grant al entrar a la sala de reuniones.

El Polisario entregó el lunes a la presidencia del Consejo de Seguridad una carta en la que pide el envío de una delegación a la ex colonia española para "establecer un relato fidedigno de los acontecimientos de la semana pasada".

En esa carta el representante del Polisario en la ONU también solicitó una condena de las acciones de Marruecos y que se garantice el acceso de la misión de paz del organismo en el Sahara Occidental (Minurso) a todas las zonas del territorio.

Según el movimiento independentista saharaui, los recientes acontecimientos demuestran la necesidad de dotar a la Minurso de un mandato para supervisar los derechos humanos, una propuesta que el Consejo de Seguridad ya rechazó el pasado abril.

En ese sentido se pronunció poco antes de comenzar el Consejo, la ONG Human Rights Watch (HRW), que pidió a los Quince fortalecer el mandato de la misión del organismo en el Sahara Occidental para que vigile y aborde las violaciones de los derechos humanos en la ex colonia española.

Tras los disturbios, Rabat ha reconocido la muerte de trece personas (once agentes y dos civiles saharauis) en el desalojo del campamento de protesta saharaui de Gdeim Izik y los posteriores altercados en El Aaiún.

Por su parte, el Frente Polisario afirma en la carta enviada al Consejo que fueron 36 los saharauis muertos a causa de las acciones de las fuerzas de seguridad marroquíes, mientras que la de heridos es de 700 y otras 163 personas permanecen detenidas.

DISPLAY CONNECTORS, SL.