Publicado: 08.01.2013 23:23 |Actualizado: 08.01.2013 23:23

El consejo de Telemadrid salda el ERE con 861 despidos

La plantilla de RTV-Madrid queda reducida a 300 trabajadores. Su presupuesto desciende un 34% hasta los 85,98 millones de euros. Luis María González, consejero a propuesta de IU, ha presentado su dimisión durante la reunión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Se acabó. El Consejo de administración de RTV-Madrid ha aprobado durante la noche de este martes “el plan de reestructuración” del ente público que incluye el despido colectivo de 861 trabajadores, la reducción de la parrilla hasta el ridículo y la fijación del presupuesto para 2013 en 85,98 millones, un 34% menos que en 2012.  Lo ha hecho en una accidentada reunión que se ha prolongado durante casi cuatro horas, rodeados de agentes de seguridad privada, antidisturbios y con decenas de trabajadores de la cadena pública manifestándose en los alrededores. El consejero Luis María González, nombrado a propuesta de IU, ha dimitido al término de la misma por “coherencia personal”.

“He manifestado mi incompatibilidad con las cosas que se están haciendo y con las cosas que se van a hacer. Se trata de buscar la coherencia personal conmigo mismo. No parece muy coherente denunciar duramente los planes del Gobierno de Madrid para Telemadrid y continuar en una casa fantasma llena de servidores al proyecto político del Partido Popular”, ha anunciado González a Público nada más terminar la reunión.

El “plan de reestructuración”, como lo llama la dirección de Telemadrid, o "el plan de privatización", como lo llaman los sindicatos, ha sido fiel al informe que la consultora Deloitte-Cuatrecasas entregó al Consejo de Administración el pasado mes de noviembre y que supone el fin de un modelo de televisión pública.  

La plantilla del ente público madrileño estará formada por 300 profesionales

La única gran novedad es la reducción del número de despedidos. De 925 despidos anunciados en un principio saldrán de la casa, finalmente, 861. Es decir, 56 despidos menos de los previstos (un trabajador ha fallecido recientemente y siete han extinguido sus contratos). De esta manera, la plantilla de RTV-Madrid estará formada por 300 profesionales, de las que 57 corresponden al Ente Público, 181 a Telemadrid y 62 a Onda Madrid, según han informado a Público fuentes cercanas a la dirección de la empresa.

Lo que realmente van a hacer es una limpieza ideológica. Pedimos al Gobierno de la Comunidad que recapacite e intente minimizar el impacto de lo que quieren hacer aquí. Es una salvajada”, ha denunciado a Público Teresa García, presidenta del comité de empresa, quien ha adelantado que en los próximos días acudirán a los tribunales para denunciar los despidos tanto de manera colectiva como de manera individual. “El objetivo es que los despidos se declaren nulos”, ha señalado García.

Los profesionales más afectados por el ERE serán los documentalistas, los administrativos y los redactores. Los despidos comenzarán a producirse "de manera inmediata".

El consejo también ha aprobado la parrilla de la televisión pública para el año 2013. De la programación de Telemadrid sólo quedarán los informativos, que se emitirán a las 14.00 horas y a las 20.30 (junto a Diario de la Noche); Madrid Directo, a las 18.15; Madrileños por el mundo y Mi cámara y yo, que se podrán ver en el prime time de los lunes y miércoles respectivamente.

La mayor parte de la parrilla serán repeticiones de programas

El resto de la programación, según ha podido saber Público, salvo el ciberclub infantil de primera hora de la mañana, estará basado en la repetición de programas ya emitidos y en películas de bajo coste como los tradicionales western.

“La programación va a consistir en la repetición de contenidos de manera constante, en la devaluación del cine y en el mantenimiento de dos informativos con muchas dudas sobre su credibilidad. La televisión que ahora se anuncia es una televisión con dudosa solvencia en el futuro”, ha denunciado Luis María González.

El plan aprobado por el consejo no contempla un plan social para prejubilaciones, bajas incentivadas, ni recolocaciones en otros órganos de la Comunidad. La dirección del ente público ha decidido no ofrecer a los trabajadores este plan tras no llegar a un acuerdo con sus representantes sindicales durante los 30 días de negociación.

Atrás quedan las tres semanas de huelga de los sindicatos, sus continuas movilizaciones, los 30 días de negociación entre empresa y sindicatos y las propuestas de mejora que la empresa había ofrecido a los representantes de los trabajadores y que estos rechazaron en asamblea. Los despedidos se irán, según establece la reforma laboral, con una indemnización de 20 días por año trabajo con un máximo de 20 mensualidades.

No habrá prejubilaciones, ni recolocaciones, ni bajas incentivadas La última oferta de la empresa a los trabajadores reducía el número de afectados por el despido colectivo a 861, como finalmente ha sido aprobado, y proponía prejubilaciones para los empleados que en 2013 cumplan 59 años. Además, esta última oferta incluía la recolocación de 50 personas en distintos ámbitos de la Comunidad de Madrid, bajas incentivadas voluntarias con una indemnización de 28 días por año con un tope de 18 meses y el pago de una mensualidad a quienes seis meses después de haber sido despedidos encontrasen un empleo.

Los sindicatos rechazaron esta oferta por considerar que un sindicato “no puede dejar en la cuneta a más de 750 trabajadores”. “Ha sido imposible negociar con la dirección. Ellos sólo querían despedir. Hemos ofrecido renunciar a nuestro convenio colectivo, bajarnos el sueldo, bajas temporales... De todo con tal y que no hubiera despedidos. Pero su plan era despedir”, ha añadido Teresa García.

El jueves, en la sede de la Asociación de la Prensa de Madrid, los sindicatos de la televisión pública madrileña explicarán en rueda de prensa más detalles de la negociación y de sus futuras acciones. Hasta el momento, ya han anunciado que acudirán a la vía judicial para que el ERE sea declarado nulo.

Durante la mañana del miércoles, los trabajadores han decidido en asamblea desconvocar la huelga indefinida que están llevando a cabo desde hace varias semanas e iniciar una serie de paros parciales que afectarán en las franjas de mañana, tarde y noche a la emisión de Telenoticias.