Público
Público

El Consejo de Transición libio ofrece cooperar con la investigación de eventuales crímenes rebeldes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Consejo Nacional de Transición (CNT) de Libia, que representa a las fuerzas rebeldes que luchan contra el régimen de Muamar al Gadafi, ofreció hoy en la ONU cooperar con las investigaciones de eventuales crímenes cometidos por sus combatientes.

El presidente de la misión investigadora enviada por la ONU a Libia, Cherif Bassiuni, denunció momentos antes en el Consejo de Derechos Humanos que las fuerzas pro Gadafi perpetraron crímenes contra la humanidad y de guerra en su intento por aplastar la rebelión, pero también se refirió a actos criminales cometidos por miembros de las filas rebeldes.

Aunque Bassiuni descartó que estos actos hubiesen sido generalizados, dijo que su misión estableció que hubo asesinatos y torturas -principalmente contra detenidos, trabajadores inmigrantes y supuestos mercenarios- que se atribuyen a rebeldes.

En una declaración leída por el embajador de Jordania, el CNT señaló que consideraba que el informe presentado es "objetivo y profesional" y ofreció toda su colaboración a los miembros del grupo investigador.

"El CNT desea investigar todas las violaciones a los derechos humanos junto con la comisión (dirigida por Bassiuni) y el Consejo de Derechos Humanos", precisó.

Asimismo, se pronunció a favor de que se prolongue el mandato de la comisión para que ésta continúe indagando sobre los crímenes cometidos en Libia.

También a favor de prolongar la misión de los enviados de la ONU se pronunció el representante enviado por Gadafi al Consejo, quien negó "cualquier violación a los derechos humanos autorizada o encubierta por las autoridades libias".

Sostuvo que lo que empezó en su país como "una manifestación pacífica que duró "unas pocas horas fue transformada por terroristas en una rebelión armada".

Asimismo, acusó a la prensa internacional "hostil" al régimen de haber "fabricado las informaciones" para justificar la intervención externa.

El enviado de Gadafi aseguró que entregará pruebas de crímenes terribles cometidos por los rebeldes, así como del grave impacto que los ataques de la OTAN tienen sobre los civiles.

En ese sentido, pidió que los miembros de la comisión de investigación de la ONU sigan trabajando y garantizó que su gobierno les dará "acceso pleno a todos los lugares que deseen visitar" en Libia".