Publicado: 20.12.2013 17:03 |Actualizado: 20.12.2013 17:03

El Consell de la Transició ve en la independencia una oportunidad de mejorar las relaciones con España

Unas relaciones "más estrechas y constructivas", sustentadas en "un principio de igualdad y respeto mutuo entre las dos partes"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Consell Assessor per la Transició Nacional (CATN) ha analizado el escenario que se presentaría si Cataluña alcanzase la independencia y ha propuesto ofrecer a España un marco institucional que permita mantener un conjunto de relaciones de cooperación estables y constructivas. El presidente del CATN, Carles Viver Pi-Sunyer, ha presentado estas conclusiones en rueda de prensa junto al portavoz de la Generalitat, Francesc Homs. Según su análisis una eventual independencia de Cataluña abriría la puerta a dos escenarios posibles de alianzas.

El primero de ellos sería la creación de un 'Consejo Ibérico' formado por España, Portugal, Cataluña y Andorra, que reuniría a una población de 57 millones de habitantes y acumularía un Producto Interior Bruto (PIB) de 1.196.000 millones de euros, según datos de 2012. El objetivo sería que este organismo permitiera la defensa de los intereses de la Península y sirviera como fórmula de cooperación para aumentar la capacidad de influencia de la Península dentro de la Unión Europea. El Consejo de Transición Nacional propone que este Consejo Ibérico esté formado por un consejo de parlamentarios --con representantes de las respectivas asambleas--, un consejo de ministros orientado a la cooperación intergubernamental y una secretaría general permanente.

La segunda de las opciones que plantea es la de la creación de un 'Consejo Catalano-Español' que se crearía a través de un Tratado que determinase su funcionamiento y competencias. En este caso, su funcionamiento institucional podría basarse en un Consejo de Ministros con representantes de ambos países, una Asamblea Interparlamentaria, comisiones de trabajo específicas y una Secretaría General Permanente.

El CATN sostiene además que la independencia de Cataluña podría ser una oportunidad para mejorar las relaciones con España y hacerlas "más estrechas y constructivas", al sustentarlas en "un principio de igualdad y respeto mutuo entre las dos partes". El informe 'Las relaciones de cooperación entre Cataluña y el Estado español' defiende que sería "absurdo concebir la independencia como una vía de ruptura con España" porque, a su juicio, existe una voluntad explícita de fortalecer los vínculos históricos y actuales, colectivos y personales que existen entre los dos territorios. En el plano deportivo, el Consell también recomienda que los clubes catalanes continuen dentro de las competiciones deportivas españolas. 

Aun así, en el informe 'Internacionalización de la consulta y del proceso de autodeterminación de Catalunya' --presentado también este viernes-- el mismo órgano admite la posibilidad de que el proceso político catalán "pueda desestabilizar el Estado español y Europa", y pide admitirlo con transparencia. El consejo asesor achaca esa posible desestabilización a un hipotético rechazo del Gobierno central a "negociar un acuerdo de secesión y a los efectos económicos y quizás psicológicos en España de una Cataluña independiente". El CATN sostiene que, incluso en casos de separaciones traumáticas, la experiencia histórica demuestra que con el tiempo se restablecen las relaciones de cooperación entre territorios, por lo que considera necesario plantear escenarios de colaboración futura que, a su juicio, ayudarían además a compensar la "fuerzas limitadas" que podría tener un nuevo Estado como Cataluña.