Publicado: 07.11.2014 14:46 |Actualizado: 07.11.2014 14:46

Constructoras y bancos asumirán las pérdidas de las ocho autopistas en quiebra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las constructoras y la banca acreedora de las ocho autopistas en quiebra serán quienes asuman las pérdidas de estas vías en caso que de finalmente prospere el proyecto de integrarlas en una empresa nacional de autopistas en el que el Ministerio de Fomento trabaja para rescatarlas, según indicó el presidente de la patronal de grandes constructoras Seopan, Julián Núñez.

Seopan defiende la constitución de una sociedad pública con las autopistas en problemas como la "mejor alternativa" para solucionar su situación de quiebra, dado que tendrá "impacto cero" en las arcas públicas. "Las pérdidas las pagamos los bancos y los acreedores", aseguró Núñez en referencia a la quita del 50% que la propuesta de rescate del Gobierno contempla aplicar en la deuda que las autopistas quebradas mantienen con las constructoras de las vías y su banca acreedora, que asciende a un total de unos 4.000 millones de euros.

En cambio, el presidente de Seopan asegura que en caso de que no prosperase este rescate y que las autopistas, actualmente en concurso de acreedores, fueran a liquidación, el Estado debería afrontar los 4.000 millones de euros a los que, según la ley, asciende su responsabilidad patrimonial para con estas infraestructuras. "Además de lo que los tribunales digan", añadió en referencia a los pagos por expropiaciones que estas vías tienen aún pendientes, tras participar en una jornada sobre infraestructuras organizada por E&Y.

No obstante, el presidente de la patronal de grandes constructoras considera que el Gobierno tiene "voluntad" de que prospere la constitución de una empresa nacional de autopistas, y que así lo demuestra el hecho de que el Ministerio de Fomento presentara este proyecto de rescate como propuesta de convenio de acreedores en el concurso de las radiales de Madrid R-3 y R-5, con el fin de hacerlo extensible al resto de vías. Seopan asegura así que el Ejecutivo está trabajando en esta solución, y para que salga adelante lo antes posible, si bien reconoció que es un tema complicado "porque requiere enormes sacrificios para todas las partes y hay muchos flecos".

"Si no hacemos nada, los españoles pagarán 4.000 millones más lo que digan los tribunales, que es lo que recoge la ley, y si hacemos algo quizá no pagamos nada, que es en lo que trabaja el Gobierno, porque las pérdidas las pagamos los bancos y los acreedores", señaló Núñez, quien no obstante manifestó su deseo de que la nueva sociedad pública de autopistas salga adelante.

Las autopistas actualmente en quiebra y que integrarían la sociedad son las cuatro radiales de Madrid, la Madrid-Toledo, la que une la capital con el aeropuerto de Barajas, la Ocaña-La Roda y la Circunvalación de Alicante.