Público
Público

El consulado informa al pesquero de que las negociaciones con Libia están "congeladas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El consulado de España en Libia ha informado a la tripulación del pesquero español que ayer rescató a 49 inmigrantes a unas cien millas de Libia de que las negociaciones con el país norteafricano para el desembarco de los indocumentados están "congeladas" a última hora de esta tarde.

Así lo ha asegurado hoy a EFE José Ruso, armador de la embarcación con base en Santa Pola (Alicante), "Clot de l'Illot", y padre del patrón del barco, Héctor Ruso.

En una de las últimas conversaciones telefónicas con su hijo, éste le ha informado de que, según el consulado, "se han congelado las negociaciones" con las autoridades libias y de que deberán esperar algo más para el desembarco de los inmigrantes.

El "Clot de l'Illot", de 23 metros de eslora, permanece desde este mediodía a una milla del puerto de Trípoli (Libia), a la espera de que se autorice la evacuación de los inmigrantes.

Mientras, el Ministerio de Asuntos Exteriores y la embajada de España en Libia están realizando las gestiones "más intensas posibles" para que las autoridades de este país africano permitan el desembarco de los 49 inmigrantes.

Según fuentes del Ministerio, las conservaciones iniciadas pretenden alcanzar "una solución eficaz y lo antes posible".

Asimismo, la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana está en "permanente contacto" con Asuntos Exteriores para conocer como se desarrollan las negociaciones y para buscar una solución lo antes posible al problema, según fuentes de esta administración.

El rescate se produjo ayer por la mañana, cuando los tripulantes del "Clot de l'Illot" vieron una patera enganchada a una boya de la embarcación que se utiliza para sujetar las redes de pesca.

El pesquero se encontraba en ese momento a algo más de cien millas de Libia y a unas noventa de Malta, en aguas internacionales.

Los tripulantes asistieron primero desde el barco a los 49 inmigrantes supervivientes, entre los que hay varias mujeres y niños, y luego decidieron subirlos a bordo, ha relatado Ruso, quien ha comentado que "estaban medio muertos" y que, al menos, "habían fallecido diez más".