Público
Público

Los consumidores dicen que la bajada de la luz es "meramente coyuntural"

La tarifa eléctrica se rebaja un 6,6% a partir de este lunes. Facua señala que el precio de la luz será entre abril y junio similar al que había hace justo un año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La organización de consumidores Facua ha advertido de que la bajada del recibo de la luz en abril es 'meramente coyuntural', tras haber experimentado un alza anual del 8,3%, lo que se traduce en 6,48 euros mensuales, al tiempo que ha señalado que este descenso no palía los 'brutales' incrementos tarifarios registrados en la última década.

La tarifa de último recurso (TUR) de electricidad se abaratará a partir de este 1 de abril y durante todo el segundo trimestre del año alrededor de un 6,62 %. Esta es la primera bajada del recibo de la luz de los clientes acogidos a la TUR -entre los que se incluyen la mayoría de los hogares y algunas pymes con una potencia contratada inferior a los 10 kilowatios (kW)- desde su creación en julio de 2009 como una vía para proteger a los consumidores.

Según un análisis de la organización de consumidores, la bajada de la tarifa se traduce en un abaratamiento del recibo de la luz de un 7,1% para el usuario medio, lo que representa 5,71 euros al mes. Así, el importe mensual será de 74,76 euros (58,7763288 euros más el 27,19% que representan el impuesto sobre la electricidad y el IVA), frente a los 80,47 euros que el usuario medio pagaba desde enero (63,2708088 euros más impuestos indirectos). Los usuarios volverán a pagar los recibos cada dos meses, salvo que soliciten seguir haciéndolo mensualmente. Facua ha señalado que las tarifas eléctricas serán entre abril y junio similares a las vigentes hace justo un año. En concreto, en abril de 2012, el recibo de la luz se situó en 74,48 euros (60,05 más impuestos indirectos) mensuales.

La bajada de la TUR en abril se corresponde con la caída del precio de la energía y la congelación de la parte regulada de la tarifa, los denominados peajes, con la que se retribuyen conceptos como la distribución, el transporte o las primas a las renovables. El componente energético de la tarifa de la luz, que supone aproximadamente la mitad de la misma, se abarató un 15 % en la subasta Cesur celebrada el pasado 20 de marzo para suministrar la electricidad durante el segundo trimestre. Además, Industria mantuvo congelados los peajes de acceso. La TUR es la única tarifa eléctrica que fija el Gobierno y, aunque el Ministerio de Industria ha asegurado en varias ocasiones que planea rebajar el límite de potencia para acogerse a ella, que actualmente es de 10 kW, todavía no se tomará esta medida hasta que la competencia esté asegurada.

A este respecto, la organización de consumidores ha criticado que 'lejos de acabar con la metodología para fijar la tarifa, basada en una subasta donde las grandes eléctricas deciden como quieren el precio del kWh, el Gobierno tiene previsto obligar a millones de usuarios a contratar las ofertas del mercado libre, todavía más caras'. Según Facua, el Ejecutivo está preparando un cambio regulatorio para recortar el derecho de millones de usuarios a acogerse a la tarifa fijada por el Ministerio de Energía, obligando a los que superen una determinada potencia a contratada a someterse a las tarifas del mercado libre, que generalmente son aún más caras.

'La denominada Tarifa de Último Recurso (TUR) se aprueba cada tres meses en función de lo que dicta una oscura subasta que celebran las eléctricas, en la que el precio del kWh está prácticamente decidido antes de que ésta tenga lugar', ha señalado. Facua ha denunciado que pese a que esta subasta 'trampa' viene siendo cuestionada por las comisiones nacionales de la Energía y la Competencia, 'el Ejecutivo no quiere modificar una regulación tarifaria diseñada en la época de Aznar a la medida de los intereses del sector y que Zapatero no quiso cambiar'.

Por lo que respecta a la TUR del gas natural, Industria ha decidido mantenerla sin cambios en la revisión de abril 'debido al prácticamente nulo avance del precio de la materia prima' en este trimestre.

Además de esto, desde el pasado 25 de marzo, la bombona de butano, que usan unos 8 millones de hogares, cuesta un máximo de 17,13 euros, lo que supone un aumento del 5 % respecto al precio anterior (16,32 euros).

El precio resultante de la fórmula de cálculo es, en realidad, superior a este, pero la nueva normativa impide que la bombona se encarezca más de un 5 % en cada revisión, lo que en esta ocasión ha generado un desajuste de 0,188422 euros por kilo, que será repercutido en futuras actualizaciones.