Público
Público

Los consumidores piden no invertir a ciegas y desconfiar de intereses excesivos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las organizaciones de consumidores han coincidido hoy, ante la crisis de Nueva Rumasa, en pedir a los consumidores que no inviertan a ciegas y les han advertido de que desconfíen de inversiones que ofrecen intereses excesivos.

Estas organizaciones hacían estas consideraciones después de que ayer el grupo de la familia Ruiz-Mateos anunciase que las diez principales empresas del mismo se acogían a la Ley Concursal para renegociar su deuda y tratar de evitar la entrada en concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos).

En declaraciones a Efe, el portavoz de CECU, Antonio López, ha desaconsejado invertir en operaciones que ofrezcan intereses excesivamente altos por el dinero aportado, y que inicialmente deberían hacer "desconfiar".

López ha recomendado a los ciudadanos informarse rigurosamente antes de invertir su dinero en el futuro, y asimismo prestar atención a las condiciones establecidas en las operaciones que realicen, tras advertir de que los 50.000 euros fijados para entrar en Nueva Rumasa no exigían folleto de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Ha añadido que los pequeños inversores en el caso de Nueva Rumasa se encuentran, sin duda, en la situación "más desfavorable" de entre todos los afectados, porque "serán los últimos en cobrar en caso de que lleguen a hacerlo".

Por su parte, CEACCU ha puesto de evidencia, a través de un comunicado, la desprotección y la falta de formación financiera del consumidor.

Esta organización se remite a un estudio del pasado año en el que destacaba que "la fuente de información más influyente en la elección y contratación de un producto es la propia entidad financiera o emisor".

Según ese informe, casi nueve de cada diez ahorradores nunca han contrastado la información que les facilita la entidad con otras fuentes, como la (CNMV) o las asociaciones de consumidores.

Entre otras recomendaciones, esta organización pide comprobar que la entidad se encuentra entre las autorizadas por la CNMV, informarse sobre el producto de ahorro o inversión, evaluar su situación personal y financiera, desconfiar de las recomendaciones (tanto de la propia entidad, como de amigos o familiares) y buscar información y asesoramiento independiente y externo.

La organización FACUA ha reclamado un cambio legal para que ofertas como las de Nueva Rumasa "no sigan escapando" a la supervisión de la CNMV.

Además, ha lamentado, en un comunicado, que las autoridades de consumo del Gobierno central y de las comunidades autónomas "no interviniesen para analizar y actuar ante una publicidad con bastantes visos de resultar engañosa".