Publicado: 19.12.2013 14:23 |Actualizado: 19.12.2013 14:23

Los consumidores tachan de "inadmisible" la subida del 11% de la luz

Facua convoca para el 30 de diciembre un apagón para movilizar a la sociedad en contra de la escalada de la tarifa eléctrica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Facua-Consumidores en Acción califica de "inadmisible" y de "auténtica brutalidad" la previsible subida del 11% en la tarifa de la electricidad en enero, y reclama al Gobierno que impulse una "reforma real del sector", indicó  el portavoz de la asociación, Rubén Sánchez.

"No nos creemos que no se pueda cambiar la regulación para no perpeturar el sistema de subastas", afirmó Sánchez, quien acusó al Gobierno de estar "encantado con este modelo de liberalización eléctrica en la que los ciudadanos están en manos de un gran oligopolio".

Facua tampoco considera "decente" el rechazo del PP en el Congreso, "aprovechando su poder absoluto", a una tregua invernal en el recibo de luz o calefacción para las familias más desfavorecidas.

Sánchez recordó además que la asociación ha convocado para el 30 de diciembre un apagón para movilizar a la sociedad en contra de las subidas de la luz, y advirtió de que 2014 será "realmente preocupante" para el sector, en el que el nivel de "fraude" se sitúa ya en niveles "solo conocidos en el sector de las telecomunicaciones".


Asociaciones de consumidores han criticado hoy la nueva subida de la luz, en torno al 11 %, y han pedido al Gobierno que recupere la potestad de regular los precios de la tarifa de último recurso para que sea el Ministerio de Industria el que administre su precio. En un comunicado, la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) ha considerado un "absurdo" el resultado de la subasta eléctrica celebrada hoy pues evidencia, a su juicio, que este "opaco sistema de formación de precios para la tarifa de último recurso no es equilibrado, beneficia a las empresas del sector y deja de lado a los consumidores y a la administración".

La CECU ha exigido al Gobierno que recupere la potestad regulatoria de los precios y que vuelva a ser el Ministerio de Industria el que administre su precio, con la finalidad de garantizar la correcta prestación de este servicio público básico. Asimismo, ha reclamado a la Administración que tome medidas "inmediatas" que eviten que los consumidores sufran el problema de la pobreza energética, impidiendo los cortes de luz durante los meses de invierno y ampliando las ayudas sociales.

Por su lado, la OCU ha exigido al Gobierno que ponga todos los medios a su disposición para frenar esta continua subida de tarifas y ha destacado que un servicio tan básico como la electricidad no puede estar "a expensas de un mecanismo de fijación de precios de naturaleza especulativa y que está bajo sospecha". Asimismo, la Asociación General de Consumidores (Asgeco) ha comentado que la subida de la tarifa eléctrica se debe "a un mal funcionamiento de los mercados, a multitud de costes ocultos y a un modelo energético deficitario, opaco e inequitativo".