Publicado: 03.07.2014 10:06 |Actualizado: 03.07.2014 10:06

Los consumidores aún tienen una visión pesimista de la economía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La confianza de los consumidores ha aumentado en junio por cuarto mes consecutivo, debido sobre todo a las mejores expectativas a corto plazo respecto a la evolución de la economía y del empleo en general.

El Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) difundido este miércoles por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) se ha situado en 89,3 puntos, 4,4 puntos más que un mes antes y 27,5 por encima del registrado en junio de 2013.

El indicador general sigue estando por debajo de los 100 puntos que marcan el límite entre una percepción favorable y optimista, y una negativa y pesimista, aunque el indicador de expectativas ha superado esa barrera y se ha situado en 104,2 puntos.

Por el contrario, el otro indicador que conforma el ICC —el que sirve para valorar la situación actual— aún está muy lejos de los 100 puntos (74,4 puntos), aunque también suma cuatro meses al alza.

Con respecto a la situación actual, los consumidores ven una mejoría de la economía del país y de las posibilidades de encontrar empleo, aunque tienen una percepción más negativa respecto a su economía doméstica.

La evolución es similar respecto a las expectativas a seis meses, ya que los consumidores confían más en que mejore la economía y el empleo en general que la situación de sus propios hogares.

Los consumidores confían más en que mejore la economía y el empleo en general que la situación de sus propios hogares

Asimismo, en junio se observa un crecimiento sostenido de las expectativas de ahorro y consumo de bienes duraderos, mientras que se mantiene una cierta confianza en la estabilidad de los tipos de interés y se estabilizan sin una tendencia clara los temores a un repunte de los precios en el futuro.

Según el sondeo que el CIS usa como base de este indicador, la mayoría de los ciudadanos (52,2%) piensa que la situación económica actual de su hogar es igual que hace seis meses, frente a los que creen que está peor (38,1%) y los que opinan que ha mejorado (9,4%).

También una mayoría (42,4%) asegura llegar justo a final de mes, aunque aumenta el porcentaje de quienes ahorran un poco (30,5%), mientras que casi una cuarta parte (23,5%) sigue teniendo dificultades para acabar el mes sin echar mano de sus ahorros o contraer deudas.

Alrededor de uno de cada cinco encuestados (21,7 %) asegura no tener a ninguna persona desempleada en su entorno, mientras que uno de cada cuatro (24,7 %) dice tener a una o dos personas en paro.

La mayoría (44,2%) considera que la situación para encontrar o mejorar el puesto de trabajo es peor que hace seis meses, pero también una mayoría (37,5%) se muestra optimista respecto al futuro y cree que en los próximos seis meses habrá mayores oportunidades de empleo.

Sobre la economía doméstica, la mayoría (52,5%) cree que la situación de su hogar seguirá igual y lo mismo piensa de sus posibilidades de ahorrar o de comprar bienes duraderos como coches, ordenadores, muebles o electrodmésticos.

Mucho mayor es el porcentaje (95,2%) de quienes no tienen planes de comprar una vivienda en el próximo año.

La encuesta del CIS está hecha sobre una muestra de 1.400 entrevistas telefónicas realizadas entre el 16 y el 23 de junio.