Público
Público

Consumidores y telecos se enfrentan sobre las ayudas de EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las empresas estadounidenses de telecomunicaciones se enfrentaron el lunes a los grupos de consumidores, en un debate sobre si los 7.200 millones de dólares (unos 5.250 millones de euros) que se gastará el Estado en banda ancha deberían venir con una orden de que las redes de Internet permanezcan abiertas a todo el tráfico.

Mientras el Gobierno se prepara para establecer las reglas del reparto de ayudas, los grupos de interés público afirman que los proveedores que quieran optar a recibir el dinero deberían cumplir con la neutralidad de la Red, un concepto según el cual los proveedores de Internet no pueden discriminar en función de contenido o aplicaciones.

"El Gobierno federal no es una organización benéfica para los proveedores de banda ancha. Es un inversor", afirmó Ben Scott, director de política del grupo de consumidores Free Press, en un encuentro público sobre los planes gubernamentales.

Las empresas de telecomunicaciones, Internet y otros sectores están presionando para dar forma a las reglas aún por escribir que regirán la distribución del dinero. La ley pide que no se discrimine, pero deja en gran parte a los reguladores la definición y aplicación de esta política.

Los departamentos estadounidenses de Comercio y Agricultura distribuirán la financiación de banda ancha, que pretende llevar esta tecnología a las zonas con mala conexión o sin ella.

El sector sostiene desde hace tiempo que un requisito de neutralidad de la Red le ata las manos y ha señalado que necesita poder gestionar sus redes. Ese requisito desanimará a los inversores, afirman los representantes del sector.

"Caer en esa clase de condiciones creo que sólo va a expulsar a los posible postores que ustedes quieren para extender el servicio a estos lugares tan difíciles de alcanzar", afirmó Chris Guttman-McCave, vicepresidente de CTIA, el grupo que representa a empresas como AT&T y Verizon Communications.

Los partidarios de la neutralidad tienen grandes esperanzas en la nueva Administración en este campo, ya que el presidente, Barack Obama, ha expresado públicamente su apoyo a la neutralidad de la Red.

"No puedo imaginar un momento mejor en el que Gobierno está ofreciendo 7.200 millones de dólares para tener esta conversación", aseguró Gigi Sohn, presidenta de Public Knowledge, otro grupo de interés público.

Sohn aludió al fuerte interés generado por el programa de banda ancha. La primera reunión en el departamento de Comercio estuvo abarrotada, lo que también ocurrió en las siguientes conferencias telefónicas, añadió.

"Si los peces gordos no quieren el dinero, bien, habrá otra gente echando abajo las puertas".