Público
Público

Consumo de café y té reduce riesgo de desarrollar tumor cerebral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Amy Norton

Los amantes del café y del tétendrían menos posibilidad de desarrollar la forma más común deun tumor cerebral maligno, sugirió un nuevo estudio.

Los resultados, obtenidos de más de 500.000 adultos deEuropa, se suman a las evidencias de un estudio reciente deEstados Unidos que asoció el alto consumo de café y de té conuna reducción del riesgo de desarrollar gliomas, un conjunto detumores cerebrales responsable del 80 por ciento de loscánceres malignos en esa zona entre los adultos.

Pero esto no es suficiente como para probar que lasinfusiones brindan esa protección.

"Es muy preliminar. El estudio no es motivo para modificarel consumo de café o té", dijo la autora principal, DominiqueMichaud, de la Brown University el Imperial College deLondres.

Y si ambas bebidas tuvieran algún efecto directo en elriesgo de desarrollar gliomas, sería pequeño, ya que lostumores cerebrales no son frecuentes.

En Europa, por ejemplo, las tasas anuales son de entre 4 y6 casos por cada 100.000 mujeres y 6 y 8 casos por cada 100.000hombres.

La posibilidad de sufrir un tumor cerebral maligno en lavida es de menos del 1 por ciento.

Michaud dijo que si un mayor consumo de café y de téprotege de alguna forma del glioma, eso les daría información alos científicos sobre las causas de los tumores cerebrales.

Los resultados, publicados en American Journal of ClinicalNutrition, surgen de un estudio en marcha en 10 países deEuropa sobre los factores de riesgo potenciales del cáncer.

Al inicio del estudio, 521.488 hombres y mujeres, de entre25 y 70 años, respondieron cuestionarios sobre sus antecedentesmédicos, dieta, ejercicio, tabaquismo y otros factores deestilo de vida.

El equipo de Michaud se concentró en más de 410.000participantes sin cáncer al inicio y con informaciónalimentaria completa. Durante 8,5 años, a 343 se lesdiagnosticó glioma y a otros 245, otro tumor cerebralgeneralmente benigno llamado meningioma.

Tras dividir a los participantes en cuatro y cinco grupos,según el consumo de café y de té al inicio del estudio, elequipo no halló evidencias de una relación dosis-respuesta.

Pero los resultados cambiaron cuando el equipo analizó dosgrupos: los que consumían por lo menos media taza (150 ml) ylos que bebían menos o nada de ambas infusiones.

Los que más café/té consumían eran un tercio menospropensos a desarrollar glioma, aun tras considerar factorescomo la edad y el tabaquismo. No hubo relación con el riesgo dedesarrollar meningioma.

Según Michaud, se desconoce por qué no existen evidenciasde una relación dosis-respuesta entre el consumo de café/té yel riesgo de desarrollar glioma. Podría estar asociado condificultades en la medición precisa del consumo de esas bebidasen los participantes.

Es biológicamente posible que el café y el té influyan enel riesgo de desarrollar glioma. Por ejemplo, un experimentoreciente en el laboratorio retrasó el crecimiento de un tipo deglioma llamado glioblastoma.

Además, el café y el té contienen antioxidantes, queprotegen a las células corporales del daño que puede producircáncer y otras enfermedades.

De todos modos, es posible que los amantes del café y el tétengan otras características que podrían afectar la posibilidadde desarrollar glioma. Esas características se desconocen,tanto como las causas de la mayoría de los tumores cerebrales.

FUENTE: American Journal of Clinical Nutrition, online 15de septiembre del 2010