Público
Público

El consumo de vitamina D más calcio reduce el riesgo de caídas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Will Boggs

Los resultados de unmeta-análisis revelan que los suplementos de vitamina D reducenel riesgo de caídas en los adultos mayores, en especial si lospacientes tienen alguna deficiencia de esta sustancia y tambiéntoman calcio.

"La combinación de vitamina D y calcio (y no sólo uno deellos) debería administrarse a las personas que pueden teneruna deficiencia orgánica o presentan riesgo de caídas", dijo elautor principal, doctor Mohammad Hassan Murad, de la ClínicaMayo en Rochester, Minnesota.

En el 2010, U.S. Preventive Services Task Force sugirió quelos suplementos de vitamina D (con o sin calcio) reducirían un17 por ciento el riesgo de sufrir caídas. Eso surgió de unarevisión de 54 estudios con información sobre más de 26.000pacientes.

El nuevo artículo, publicado en The Journal of ClinicalEndocrinology & Metabolism, surge de una revisión sistemáticade 26 estudios de mediana calidad sobre 45.782 personas dealrededor de 76 años y con un riesgo inicial promedio de sufriruna caída del 50 por ciento.

Los participantes utilizaron vitamina D durante un promediode 12 meses (entre tres y 62 meses).

El uso de la vitamina estuvo asociado con un 14 por cientomenos riesgo de sufrir por lo menos una caída y una reduccióndel 21 por ciento de la cantidad de caídas.

Los análisis por subgrupos sugirieron que la disminución enel número de caídas era aún mayor en los pacientes condeficiencia de vitamina D y cuando se les coadministrabacalcio, comparado con vitamina D más placebo.

De hecho, en los estudios que habían comparado el uso devitamina D con el de placebo solamente, la reducción del riesgofue mínima (un 3 por ciento) y no significativa, mientras quese volvió estadísticamente significativa en los estudios quehabían comparado la combinación de vitamina D con calcio y elplacebo (un 17 por ciento de reducción) y la combinación versuscalcio solamente (un 37 por ciento).

"A pesar de todos estos estudios, prevalece algo deincertidumbre sobre el alcance de los beneficios, aunque lo másprobable es que exista un beneficio. Los daños (efectossecundarios de la vitamina D) son generalmente mínimos y elcosto es bajo", dijo Murad.

Pero los autores señalan que "todavía queda por definircuál es la dosis y la duración adecuadas del tratamiento convitamina D, como así también la población candidata".

Murad señaló que hay dos grupos de adultos mayores que sonlos que más se beneficiarían con esta intervención en cuanto ala prevención de las caídas.

Por un lado, quienes presentan alto riesgo de sufrircaídas, como los adultos con problemas de equilibrio o alandar, los que tuvieron un infarto cerebral o padecenParkinson.

Por otro, los adultos que tienen factores de riesgo dedesarrollar deficiencia de vitamina D, como es tener pieloscura, vivir en un hogar de cuidados o lejos del Ecuador, latemporada invernal, usar pantalla solar o un velo, fumar, serobseso, tener enfermedad renal o hepática, y usar fármacos comoanticonvulsivantes, glucocorticoides y contra el VIH, entreotros.

FUENTE: The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism,online 27 de julio del 2011