Público
Público

Contador dice que la Vuelta 2010 favorece a los escaladores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El doble campeón del Tour de Francia Alberto Contador se mostró encantado con el perfil montañoso de la próxima Vuelta a España, que fue presentada el miércoles.

"Va a ser muy bonito para el espectador, igual muy exigente para los corredores, va a ser una vuelta muy bonita", dijo Contador, ganador de la ronda española en 2008, a los periodistas.

"Es un recorrido que motiva, que da a los escaladores muchas oportunidades", añadió.

"Estoy muy motivado por la última prueba de montaña, que atraviesa una zona cercana a Madrid donde suelo entrenar", añadió.

"Mi principal objetivo para 2010 es ganar el Tour de Francia por tercera vez, pero no descarto competir en la Vuelta", añadió.

El recorrido, que comienza en Sevilla con una contrarreloj nocturna por equipos el 28 de agosto y termina en Madrid el 19 de septiembre, contará con ocho etapas que terminan en alto de montaña, una más que en 2009.

Tras un año de ausencia, los Pirineos vuelven a la ruta de 3.352 kilómetros, con una etapa en la estación de esquí de Pal.

En la segunda semana, los corredores abordarán el ascenso a los lagos de Covadonga.

El último puerto es La Bola del Mundo, en la etapa 20, con sus tres últimos kilómetros sobre una superficie de cemento bastante rugosa.

La prueba decimosexta será la única contrarreloj individual, y transcurrirá por 46 kilómetros de la Ribera del Duero.

"Otra contrarreloj antes de las grandes pruebas de montaña hubiera sido la guinda del pastel y hecho la carrera más fácil de controlar", dijo Contador.

"Pero, en cualquier caso, después de la última contrarreloj, la clasificación general debería estar casi decidida", apuntó.

"Tantos finales en montaña en puntos tan diferentes en un período de tres semanas la convierten en una ruta especialmente difícil", dijo Alejandro Valverde, que ganó la Vuelta en 2009.

"Si tienes un mal día, tu ventaja se puede esfumar", añadió.

Abraham Olano, diseñador de la ruta de una competición que ganó en 1998, dijo a Reuters: "Hicimos el recorrido de este año cualquier cosa menos predecible".

"Los escaladores estarán encantados, pero hay al menos cinco etapas para los sprinters y dos o tres para los especialistas de las pruebas de un día", añadió.

En 2010, la camiseta de líder cambiará de color: de amarillo a rojo oscuro, el mismo color que suele representar a España en otras competiciones.