Público
Público

Contador, espectacular en la París-Niza, recupera el liderato

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Alberto Contador recuperó el liderato de la carrera París-Niza de un modo espectacular el viernes con una victoria en la sexta etapa desde St Paul Trois Chateaux hasta la cumbre de la Montagne de Lure.

El español lanzó su ataque decisivo cuando se habían recorrido cuatro kilómetros de la dura ascensión final, de 13,8 kilómetros, y con un desnivel medio del 6,6 por ciento y no miró atrás.

El luxemburgués Frank Schleck fue segundo a 58 segundos, después de superar en el sprint al español Luis León Sánchez, del equipo Caisse d'Epargne.

Contador, del equipo Astana, supera a Sánchez en la clasificación general por un minuto y 11 segundos. El francés Sylvain Chavanel de Quick Step es tercero a 11 segundos más.

Chavanel, que arrebató el maillot amarillo el martes de manos de Contador, no pudo seguir el ritmo en la ascensión final, terminando la etapa a 1 minuto 49 segundos del escalador español, según los resultados provisionales.

Previamente, un grupo de 9 corredores, incluyendo el ganador de la etapa del jueves Jeremy Roy, había conseguido una distancia de seis minutos y 25 segundos.

El grupo, liderado por el equipo Astana, aumentó la velocidad a mitad de etapa y la ventaja de los fugitivos empezó a reducirse. Roy se quedó relegado del grupo escapado, que fue alcanzado a 30 kilómetros del final.

El alemán Tony Martin del Team Columbia-High Road atacó al pie de la escalada de tercera categoría a Cote des Mourres a 24 kilómetros del final, pero fue alcanzado en la cima.

Otro alemán, Jens Voigt, probó fortuna a 11 kilómetros de la cima de la escalada de categoría uno a Montagne de Lure.

El movimiento provocó una aceleración del corredor del Astana Yaroslav Popovych, a la cabeza del grupo líder que dejó al español Juan Manuel Gárate, segundo en la clasificación al inicio de la etapa, clavado en el asfalto.

Contador dejó atrás a un grupo avanzado de 25 corredores con un ataque a menos de nueve kilómetros de la cima y solo Schleck fue capaz de seguirle.

Chavanel aguantó unos pocos minutos antes de abandonar cualquier esperanza de mantener su jersey amarillo.

Contador fue demasiado fuerte para el resto e incrementó el ritmo a seis kilómetros del final, dejando a Schleck y Voigt atrás sin mirar una sola vez, alzando los brazos al cruzar la meta.

El español tendrá que ser precavido en la séptima etapa, potencialmente traicionera, que comienza en Manosque para terminar en Fayence tras 191 kilómetros.