Público
Público

"El contagio a España es poco verosímil"

Giorno cree que existen amplias diferencias con la situación española

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Claude Giorno es economista jefe de la OCDE para Grecia. En una entrevista concedida a Público, asevera que Grecia puede llegar a cumplir las exigencias de la Unión Monetaria, pero no sin acometer un proceso extremadamente doloroso. Además, admite que existen ciertas similitudes entre la economía helena y la española, aunque señala una importante diferencia: el punto de partida, suficiente para evitar el contagio.

¿Cuál es el mayor problema de la economía griega?

Las finanzas públicas. Hay que resolverlo para reducir la vulnerabilidad de la economía, modernizarla y reforzar el crecimiento con un sector público más eficaz que no obstaculice el desarrollo del sector privado. A corto plazo, hay que corregir el déficit, cuya magnitud, del orden del 13% en 2009, es muy superior a los criterios de Maastricht. A medio y largo plazo, son necesarias reformas que permitan que esas correcciones sean duraderas.

'El peligro es que los mercados vean riesgos similares en España'

¿Es posible bajar el déficit al 3% en sólo cuatro años?

Sí, es posible, pero sin duda será difícil y extremadamente doloroso. El tiempo de que disponen para actuar es limitado por el negativo efecto que tendrá en el presupuesto el envejecimiento de la población.

¿Cómo se consigue?

Exigirá esfuerzos importantes y trabajar tanto en gasto como en ingresos. Para los gastos, el Gobierno va en la buena dirección cuando anuncia que sólo sustituirá a uno de cada cinco funcionarios que se jubile. Pero, además, tiene que hacer rentables y poner orden en las empresas públicas. En los ingresos, hay margen para aumentar la presión fiscal, que no es muy elevada actualmente en Grecia, aunque también es necesario un esfuerzo en la lucha contra la evasión fiscal.

¿Es comparable la situación de Grecia a la de España?

Hay similitudes importantes, pero también profundas diferencias. Grecia y España están viviendo crisis importantes, con fuerte degradación de las finanzas públicas. Ambas tuvieron períodos de fuerte expansión y ahora tienen perspectivas de crecimiento moderadas, con reducida competitividad y el mismo problema del peso de las pensiones. Pero hay una diferencia muy importante: el punto de partida. España demostró durante el período de fuerte crecimiento su cultura del rigor presupuestario y una tradición de buena gestión, con un consenso entre la población. En Grecia, eso no ha echado raíces.

'Es importante que los controles de las cuentas públicas sean más severos'

¿Hay riesgo de contagio a otros países de la Unión?

Hay que clarificar qué entendemos por contagio. Éste se daría si los mercados estiman que hay riesgos similares en España, Portugal o Irlanda, por ejemplo. Hasta ahora, han sabido ver las diferencias. Si por contagio se entiende un escenario de suspensión de pago, eso parece poco verosímil. Lo que tiene que hacer Grecia es aplicar rápidamente un saneamiento presupuestario. Su Gobierno es consciente de las dificultades y ha adquirido compromisos para 2010 que van en la buena dirección. Los mercados estarán más convencidos si, a mediados de enero, el programa de estabilidad y crecimiento griego fija una lista clara de medidas concretas y cuantificadas.

¿Son necesarios más controles en las cuentas públicas?

Sí, es importante que los controles sobre la gestión de las estadísticas sean más severos y el Gobierno griego lo está haciendo. Es importante que organismos como Eurostat lo acompañen en esa transformación.