Público
Público

Continental acepta la oferta mejorada de Schaeffler de 12.100 millones euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El productor alemán de componentes automovilísticos Continental aceptó la oferta de adquisición mejorada del grupo industrial bávaro Schaeffler por un total de 12.100 millones de euros (17.787 millones de dólares).

Schaeffler gana el control en Continental con una participación que no superará el 49,99 por ciento en los próximos cuatro años y crea el mayor fabricante mundial de componentes para automóviles.

Tras varias semanas de negociaciones, Schaeffler ha incrementado su oferta a 75 euros por acción, lo que supone un 8,1 por ciento más que su primera propuesta.

El presidente de Continental, Manfred Wennemer, que se había opuesto a la operación desde un primer momento, dejará su cargo a partir del próximo 31 de agosto tras siete años al frente de la compañía.

Como candidatos sucesores se barajan los nombres de Alan Hippe y Thomas Neumann, ambos en el comité ejecutivo de la empresa en estos momentos.

El sindicato del sector del metal IG Metall ve nuevas oportunidades para el futuro con esta adquisición.

El grupo Schaeffler consideró que "con esta fusión se logra la condición para conseguir que dos líderes de tecnología alemanes proporcionen soluciones innovadoras para las exigencias futuras de la industria del automóvil".

La empresa familiar Schaeffler ha utilizado la baja cotización en bolsa de las acciones de Contintental para hacerse con un paquete accionarial grande en empresa mucho mayor con 150.000 empleados en 200 fábricas en 36 países.

Continental y Schaeffler han acordado un amplio paquete de medidas que también prevén proteger a los empleados, al garantizar empleos y mantener fábricas hasta 2014.

Además, el acuerdo garantiza la representación paritaria de los representantes de los trabajadores y de la dirección de la empresa en el consejo de vigilancia de Continental.

El ex-canciller alemán Gerhard Schröder actuará como garante de los intereses de Continental.

El presidente del fabricante de componentes y electrodomésticos de Bosch, Franz Fehrenbach, consideró que la fusión "significa un fortalecimiento de la industria del automóvil alemana en la competitividad global".

A mediados de julio Schaeffler lanzó la primera oferta por Continental a un precio inicial de 69,37 euros, que posteriormente aumentó hasta 70,12 euros y finalmente a 75 euros por título.

El consejo de vigilancia de Continental rechazó en dos ocasiones la oferta de Schaeffler por considerarla insuficiente pero insistió en que quería negociar "para llegar a un acuerdo pacífico".

Continental, creada en 1871 y con sede en Hannover, calificó inicialmente la primera oferta de "oportunista" porque no reflejaba el valor real de la empresa y quiso limitar la participación de Schaeffler al 20 por ciento del capital.

Pero Schaeffler insistió en que quería hacerse con más de un 30 por ciento.

Hasta ahora Schaeffler tiene una participación del 8 por ciento en Continental y tiene acceso a otro 28 por ciento mediante opciones.

Además, Schaeffler se ha comprometido a asumir una deuda máxima de 522 millones de euros (767 millones de dólares) como compensación de intereses más elevados y desventajas fiscales.

La deuda de Continental (11.200 millones de euros) proviene, principalmente, del crédito que usó para pagar la adquisición de VDO, la división automovilística de Siemens, el año pasado.

Continental, que produce también sistemas de freno y para motores y electrónica para el automóvil, ha pasado de ser un fabricante de neumáticos a uno de componentes automovilísticos mediante adquisiciones en los últimos años.

Continental bajó en el primer semestre del año el beneficio neto hasta 361 millones de euros (563 millones de dólares), un 37 por ciento menos que en el mismo periodo del año anterior.