Público
Público

Continental cerrará dos plantas de neumáticos en Europa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El gigante alemán de los recambios automovilísticos Continental dijo el jueves que quiere recortar unos 2.000 puestos de trabajo y cerrar sus dos más costosas fábricas europeas, en medio de la crisis de la industria automovilística.

"Hemos estudiado varias opciones y concluido que debemos mantener la competitividad de las divisiones de neumáticos, lo que sólo puede lograrse cerrando las dos plantas más costosas", dijo el mandamás de la sección de neumáticos de Continental, Hans-Joachim Nikolin, en referencia a las fábricas de Clairoix y Hanover.

La capacidad de producción de la fábrica francesa de Clairoix, de 8 millones de neumáticos de coche al año, será reducida en dos pasos, completando la clausura final no antes de finales de marzo del año que viene, viéndose afectados unos 1.120 empleados.

La producción en su planta germana de Hanover, donde se fabrican al año unos 1,4 millones de neumáticos para vehículos comerciales, terminará el 31 de diciembre de este año, mientras que la producción de la planta eslovaca de Puchov se reducirá en un 20 por ciento.

La medida reducirá la producción de neumáticos para vehículos comerciales a lo largo de Europa en un 27 por ciento, según Continental.

La decisión llega después de que la compañía pronosticara que sus fábricas de neumáticos en Europa producirían 15 millones de neumáticos para coches de pasajeros y 1,7 millones para vehículos comerciales menos de los que se harían en caso de utilizarse plenamente su capacidad de producción este año.

Tampoco prevé una recuperación de la demanda a medio plazo.

Los mercados de neumáticos para fabricantes de coches o camiones, así como el minorista, llamados "de equipamiento original" y de "recambio" respectivamente, se hundieron entre un 15 y un 30 por ciento últimamente.

Continental dijo que ya ha agotado instrumentos de corto plazo tales como la reducción de los excedentes de tiempo de trabajo, más vacaciones, terminación de los contratos de trabajadores temporales y menos horas de trabajo para el personal de plantilla.

"Desafortunadamente, de cara a una pertinaz caída de la demanda de esta gran magnitud, las medidas cortoplacistas a nuestra disposición ya no son suficientes", dijo Nikolin.