Público
Público

Continental y uno de sus empleados condenados por el accidente del Concorde

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La compañía estadounidense Continental Airlines y uno de sus empleados fueron los únicos condenados hoy por el accidente del Concorde en julio de 2000 poco después de despegar de París que causó la muerte de 113 personas y condujo al fin de la actividad del avión supersónico.

El Tribunal Correccional de Pontoise, que impuso a Continental Airlines una multa de 200.000 euros y una indemnización de un millón de euros para Air France, consideró a la aerolínea penalmente responsable por una lámina metálica que cayó de uno de sus aviones en la pista de despegue, y que estuvo en el origen del siniestro.

Este tribunal de las afueras de París también impuso una condena de 15 meses de cárcel exentos de cumplimiento para el mecánico de la compañía que había colocado de forma inadecuada esa lámina que reventó uno de los neumáticos del Concorde, cuyas proyecciones agujerearon uno de los depósitos de combustible, lo que causó un incendio que fue fatal.

Quedaron absueltos los otros cuatro encausados, otro empleado de Continental, así como los dos responsables del programa Concorde del fabricante del supersónico y el encargado en la Dirección General de la Aviación Civil de Francia de otorgar a la aeronave la licencia que le permitía operar.