Público
Público

Continúa azote a diplomacia EE.UU. en quinto día de filtraciones de WikiLeaks

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La última entrega de WikiLeaks reveló hoy corrupción rampante en Afganistán, detalles sobre la angustiosa lucha de México contra los "narco" y la mala salud del líder italiano Silvio Berlusconi a raíz de sus "fiestas salvajes".

El quinto día de filtraciones de documentos confidenciales desveló también que fue la CIA la que pidió que los diplomáticos de EE.UU."espiasen" al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y otros altos funcionarios de la ONU.

La noticia de que diplomáticos estadounidenses "espiaban" en la ONU ha sido una de las más embarazosas para EE.UU. y podría representar una violación de las leyes internacionales.

Con el fin de reparar el daño causado por la filtración de cables diplomáticos estadounidenses de WikiLeaks, la jefa de la diplomacia estadounidense, Hillary Clinton, continuó hoy con su ronda de llamadas a líderes mundiales, entre ellos la presidenta argentina, Cristina Fernández, y el presidente paquistaní, Asif Alí Zardari.

El portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley, dijo hoy en su rueda de prensa diaria que Clinton ha llamado ya a once dignatarios extranjeros en los últimos días.

Por lo demás, la atención volvió a centrarse en el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, después de que el Tribunal Supremo de Suecia rechazase el recurso planteado por sus abogados a la orden de ingreso de prisión dictada contra él por supuestos delitos sexuales.

Assange sigue alejado de la luz pública, aunque el diario británico The Independent indicó en su edición de hoy que se encuentra oculto en el Reino Unido.

El Departamento de Estado dijo hoy que Assange no es un periodista sino un "anarquista", un "actor político" con una "agenda política".

A esas críticas se sumó la campaña iniciada este jueves por los senadores republicanos John Ensign y Scott Brown, así como el independiente Joe Lieberman, que buscan introducir legislación que convertiría en ilegal el publicar nombres de "informantes" que sirven al ejército y la comunidad de inteligencia de EE.UU.

El Comité de Seguridad y Asuntos Gubernamentales del Senado de EE.UU. que preside Lieberman presionó también el martes a la empresa estadounidense Amazon para que expulsase de sus servidores a WikiLeaks, algo que, de hecho, ocurrió ayer.

La decisión de Amazon fue motivo este jueves de un acalorado debate entre activistas, periodistas y blogueros de EE.UU., que pidieron a Amazon explique los motivos de su decisión y si alguien más en el Gobierno la presionó para negar servicios a WikiLeaks.

Grupos como Human Rights First alertaron de que medidas como esas ponen en peligro la libertad en la Red.

En el capítulo concreto de revelaciones, nuevos telegramas divulgados hoy muestran que la corrupción afecta a todos los niveles del Gobierno de Afganistán.

Dos días después de que se revelara que el presidente afgano, Hamid Karzai, aprobó la liberación de narcotraficantes y criminales detenidos por las fuerzas internacionales, nuevos documentos muestran a un Afganistán en el que la corrupción, la extorsión y la malversación de fondos están a la orden del día.

Los despachos reflejan también la angustiosa lucha de México contra el narcotráfico y muestran cómo altos funcionarios piensan en privado que esa batalla daña la reputación internacional de México, las inversiones extranjeras y deja la sensación de Gobierno impotente.

En el terreno de los chismes jugosos, pocos superan a los salidos de la embajada estadounidense en Roma.

Detalles que salieron hoy a la luz muestran la preocupación del cuerpo diplomático estadounidense con la salud de Berlusconi, tras conocer que sus análisis médicos son un desastre y que el líder italiano casi no duerme a raíz de sus "fiestas salvajes".

Las filtraciones han comenzado a cobrarse por lo demás las primeras "cabezas" con anuncios como el de que el partido liberal alemán (FDP) destituyó hoy a Helmut Metzner, persona de confianza de su presidente y ministro de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle, tras confirmar que entregó información sensible a EE.UU.

El bautizado como "cablegate" o caso de "los papeles del Departamento de Estado" promete por lo demás seguir dando que hablar ya que de momento sólo se ha filtrado una pequeña parte de los más de 250.000 cables diplomáticos.

Cinco medios de España, EE.UU., Gran Bretaña, Francia y Alemania tuvieron acceso por adelantado a los telegramas, que van goteando también a diario en la página de WikiLeaks.