Público
Público

Continúa el goteo de refugiados sirios en Turquía y ya sobrepasan los 10.500

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El número de sirios refugiados en los campamentos turcos para escapar del régimen de Bashar al Asad alcanza los 10.533, sumando un incremento de varios cientos de personas día tras día, informaron hoy las autoridades turcas.

La Administración para Situaciones de Emergencia (AFAD) aseguró ayer que eran 10.114 los sirios acogidos en los campamentos levantados en varias localidades de la provincia fronteriza turca de Hatay.

La AFAD informó hoy que también ha empezado a repartir alimentos a un grupo de cientos de desplazados que se agolpan, en territorio sirio, justo enfrente de la localidad turca de Guvecci, sin decidirse a cruzar la frontera.

La Media Luna Roja turca ha establecido campamentos en Yayladagi, Altinozu, Reyhanli y Boynuyogun, en la provincia turca fronteriza de Hatay.

Los periodistas pudieron acceder ayer por primera vez a un campamento, el de Boynuyogun, y los refugiados relataron que en la localidad siria de Jisr al Shugur existían protestas cada viernes después del rezo.

Un hombre de esa localidad aseguró a la agencia de prensa pública turca Anadolu que fue detenido, golpeado y torturado tras participar en una de esas manifestaciones, por lo que decidió refugiarse en Turquía.

También relató que soldados que se habían negado a acatar las órdenes de disparar a la gente se enfrentaron con los uniformados que seguían siendo fieles al régimen, y que a los ciudadanos Jisr al Shugur se les responsabilizó de las muertes de los militares.

Boybuyogun se abrió a los medios de comunicación un día después de que la estrella de Hollywood Angelina Jolie visitase el campamento de Altinozu, donde agradeció a las autoridades turcas que mantuvieran abierta la frontera a la población civil.

La Media Luna Roja ofrece tres comidas calientes al día y asistencia sanitaria a los refugiados, mientras que el Gobierno turco ya ha enviado casi dos millones de euros a las autoridades de Hatay para que lo empleen en las necesidades de los sirios.

El gobernador de Hatay, Mehmet Celalettin Lekesiz, declaró hoy en un comunicado que todos los servicios están a disposición de los sirios sin ningún tipo de discriminación, desmintiendo las informaciones de que algunos refugiados heridos fueron tratados mal en los hospitales debido a sus creencias.

Hatay es una provincia de Turquía conocida porque turcos, árabes, cristianos y musulmanes suníes y alauíes viven en paz, y algunos analistas han empezado a expresar su temor de que la información de que los alauíes están masacrando a los suníes en Siria pueda afectar a la convivencia en Turquía.

La situación en Siria también está afectando a las relaciones económicas entre los dos países, lo que corroboran varios comerciantes del mercado de Hatay a EFE, al asegurar que el número de sirios que viajan por negocios ha disminuido en los últimos meses y que las ventas han caído.

Mujdat Kececi, el presidente de la Cámara de Industria de Denizli, donde se encuentra la capital textil de Turquía, señaló a la agencia Anadolu que al igual que con Libia, las exportaciones a Siria estaban prácticamente paralizadas, lo que significa un duro golpe para la economía turca.

Por Dogan Tilic.