Público
Público

Contreras dice que ahora hay que tener cuidado con la reproducción de los focos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El director general de Gestión Forestal del Gobierno de Aragón, Alberto Contreras, ha señalado hoy que, a pesar de la climatología adversa, los incendios en la Comunidad Autónoma están evolucionando de forma favorable y que a partir de ahora hay que tener cuidado con la reproducción de los focos.

Contreras ha ofrecido hoy una valoración sobre la situación actual de los fuegos en Aragón y ha recordado que el de Morés (Zaragoza) ya se ha dado por extinguido, mientras que los de Mazaleón y Valdetormo, en la provincia de Teruel, podrán darse por controlados esta tarde, ha informado el Gobierno aragonés.

Respecto a los grandes incendios de Alloza, Cedrillas y Los Olmos, también en Teruel, ha dicho que pueden pensar que los tienen estabilizados.

Mientras que el que afecta a la zona turolense de Aliaga está en una "situación muy favorable para que a partir de hoy trabajando con los medios aéreos que tenemos podamos conseguir que también se estabilice", ha agregado.

Sin embargo, Contreras ha señalado que a partir de hoy tienen que tener mucho cuidado con la reproducción que pueda haber en distintos focos.

El director general ha insistido en que, a pesar de las situación climatológica, ya que el viento sigue siendo fuerte por rachas en algunos momentos y la temperatura va a seguir siendo alta, pueden decir que "todos los incendios en la Comunidad Autónoma están evolucionado de forma favorable".

Ha agregado que el operativo de extinción va a seguir estando al máximo y las personas que están trabajando van a seguir siendo las mismas que ha habido estos días, con los relevos pertinentes, y ha considerado que a partir de este momentos pueden sentirse satisfechos con el trabajo realizado.

Por su parte, el director general de Interior del Gobierno de Aragón, Javier Artajo, se ha referido a la situación de las personas desalojadas de sus poblaciones para decir que la noche de ayer, cuando pensaban que la situación iba a volver a la normalidad, hubo un cambio de viento y se tuvo que volver a desalojar a los vecinos de La Cirujeda.

Pero esta mañana la situación se ha vuelto a normalizar y ya se ha dado orden de que podían volver a sus domicilios, con lo cual en principio el único municipio que queda con la restricción de poder volver a ser habitado es Montoro de Mezquita, entre 15 y 20 personas, que están alojadas en casas de familiares y vecinos y que "no presentan mayor problema aparte de la incomodidad lógica".

La situación hace aconsejable que no vuelvan y de momento no se va a levantar la restricción de volver a habitar el pueblo.