Público
Público

El controlador César Cabo dice que el Gobierno "sabía que esto podía ocurrir"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El portavoz de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), César Cabo, explicó hoy que su colectivo ha dado un "salto al vacío" que las autoridades públicas "sabían que podía ocurrir" tras meses de "gestión abusiva" y con la "gota final" del decreto del viernes pasado.

"Que se entienda que desquicie semejante sólo ocurre cuando un colectivo está presionado al límite", dijo Cabo a Efe "a título particular", porque el decreto que ha militarizado el control de los aeropuertos impide la actividad sindical.

El controlador aéreo recalcó que "la situación caótica del fin de semana" se podía haber evitado "con un mínimo de negociación sobre las horas" y con una llamada "prácticamente de 5 minutos".

Declinó opinar sobre el hecho de que "la gota final" que "arrebató a los controladores", según sus palabras, fuera aprobada por el Consejo de Ministros en víspera del puente más largo del año, y en paralelo a medidas como la eliminación de ayudas a los parados de larga duración.

Sí aseguró que "esto no puede volver a ocurrir jamás, no se puede permitir", tampoco en Navidades "desde luego", y que "lo único que se necesita aquí es estabilidad laboral y que la gente pueda trabajar tranquila".

Sobre su propia situación como rostro conocido de los controladores, explicó que "es lógicamente duro" y "nada agradable", hasta el punto de que en los últimos días ha estado prácticamente sin salir de su casa.

"Hoy he ido a un restaurante, según he entrado me han reconocido y he estado toda la comida incómodo, no es nada agradable", aseguró Cabo, que también ha soportado presión a través de las redes sociales en internet,

Insistió en disculparse ante los ciudadanos "por un caos sin justificación", pero con una explicación para "saltar al abismo de una manera tan desmedida".

"Sabían que esto podía ocurrir. Al final, en vez de reconocer que la ley estaba mal planteada y corregirlo negociando, han recurrido a un decreto que nos quita los mismos derechos que al resto de los españoles", como disfrutar de una baja por enfermedad o maternidad sin tener que recuperar después las horas.